Inicio > Opinión > PP, Podemos, la enmienda que cargó el diablo y ¡aquí, ¿qué coño funciona?!


PP, Podemos, la enmienda que cargó el diablo y ¡aquí, ¿qué coño funciona?!

POR Mar G. Illán. jueves, 16 de febrero de 2017
Mar G. Illán.

Mar G. Illán.

Cumplidos todos los pronósticos en los cónclaves nacionales de PP y Podemos, la asignatura pendiente para los próximos meses será conseguir que no corra la sangre en las citas regionales y provinciales de estas organizaciones, una cita que también vendrá movidita en PSOE y Ciudadanos.

Lo cierto es que en medio de la mar en calma, la única sorpresa en el PP vino de una enmienda alentada desde Castilla-La Mancha, el territorio en el que María Dolores de Cospedal, ha gobernado el partido desde 2006 sin que se levante una sola voz en contra, al menos una voz que pudiera ser escuchada alto y claro. Y quiso también la causalidad que las disensiones salieran de Cuenca, la provincia reina del bipartidismo y donde el PP obtiene los mejores resultados electorales en Castilla-La Mancha y una de los porcentajes más altos de respaldo en España.

Cuenca existe en el PP no solo para bendecir al partido con sus votos, sino que esta vez ha salido de allí Francisco Risueño, el afiliado de base que jamás he tenido ni cargo ni sueldo público, el que ha sacado los colores a la organización “popular”. Y lo ha hecho por tres veces. La primera, al conseguir que se debatiera una enmienda que ponía en jaque la continuidad de la secretaria general; la segunda, al destapar el malestar interno por la acumulación de cargos -obviamente no solo de Cospedal-; y la tercera, al sembrar la sospecha de un pucherazo en el recuento en el que la llamada enmienda “anti Cospedal” fue derrotada por 25 votos entre más de 600 emitidos. Sus paisanos Rogelio Pardo y Pedro García Hidalgo han protagonizado las únicas dimisiones y críticas públicas por el asunto.

Desde luego, hay malestar en las filas del PP castellano-manchego por la situación que se ha producido y que ha puesto en el punto de mira a Cospedal en el Congreso. Algunos buscan las verdaderas razones por las que se permitió votar una propuesta que cuestionaba directamente la continuidad de la secretaria general cuando el 95 por 100 de las enmiendas presentadas no llegaron vivas al plenario. Y es que ya se sabe que las enmiendas las carga el diablo.

No creo que esté Risueño -ni nadie que se le parezca- en el Congreso del PP de Castilla-La Mancha, pero su filosofía sí corre por las bases y cuadros medios del PP, que piden renovación de algunos mandos y menos cargos por persona, como el resto de la ciudadanía, vote a quien vote. Nadie se atreverá a presentarse como alternativa de quienes Cospedal decida que deben tomar los destinos en cada provincia, pero seguro que la secretaria general está atenta a todo lo que se dice en las reuniones comarcales que se van celebrando. Creo que algunas entradas en la nueva dirección nacional del PP así lo atestiguan.

A priori, el PP llegará a todos sus congresos con todo previsto, pero ya se sabe que estamos en un mundo y un tiempo imprevisibles.

Habrá que ver también cómo se reproducen en Castilla-La Mancha las tensiones que las diferentes corrientes que integran Podemos han dejado claras en el Congreso de Vistalegre, que Pablo Iglesias ha ganado claramente.

En Podemos CLM no hay un peso cualitativa o cuantitativamente importante de “errejonistas”, pero sí se mantiene vivo Anticapitalistas y desde hace meses se viene pidiendo desde algunos sectores renovación del Consejo Ciudadano y más democracia y transparencia interna.

Los de Pablo Iglesias, encabezados por José García Molina, son mayoritarios en la organización regional del partido morado y controlan claramente el aparato político y las decisiones de Podemos en Castilla-La Mancha. No parece que vaya a haber un vuelco en poco tiempo, pero quizás sí que tengan que hacer algunas concesiones.

Sin embargo, fue también un castellano-manchego, el toledano Fernando Barredo, el que sacó los colores a Pablo Iglesias en su contundente victoria en el Congreso de Podemos. “Si lo que mejor funciona en Podemos es una Comisión que tiene más de ¡¡¡ochenta mil, ochenta milllll casos sin resolver, decidme a mí qué coño funciona!!!". Así que no está todo dicho.

Dirimidas las cuestiones nacionales, ha sonado el pistoletazo de salida en PP, Podemos y Ciudadanos de CLM. El PSOE espera con el alma en vilo si Susana, Patxi o Pedro.

COMENTARIOS
ESCRIBIR COMENTARIOS

Enviar
Buscar

  FOTOS

VER MÁS (+)