Qué país…

Cansaliebres o almorzagachas

El Servicio balear de Salud se ha choteado muy bien, o lo siguiente, de todos aquellos aspirantes que por mucho que supieran de Medicina no tenían ni papa de catalán. Una vergüenza en toda regla que la Justicia debería parar hoy, que mañana ya es tarde

El Servicio balear de Salud se ha choteado bien, pero además un choteo soberano e indepe, de decenas de españoles que querían entrar en las bolsas de trabajo y, pobres, no entienden ni papa de catalán. O, lo que es lo mismo, 6 de cada 10 trabajadores de la Sanidad pública de Baleares han sido eliminados porque no han podido acreditar que saben hablar una lengua autonómica. Una barbaridad tan deleznable que no les ha dado ni una pizca de vergüenza ni a la presidenta socialista Francina Armengol ni a sus socios nacionalistas. Olé.

Regreso a mi artículo de hace unos meses, “Collons, ¿para tabajar en Castilla-La Mancha habrá que saber hablar en gañán?”, donde ya mostraba mi indignación sobre el tema.

Pues ahora la fechoría se ha consumado.

Una buena imitación de los cansaliebres o almorzagachas que nos rodean a diario

Pero si un balear quiere acceder a las bolsas de trabajo del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha lo podrá hacer en igualdad de condiciones que uno de aquí. A no ser que empecemos a hacer una criba para los que una vez que lleguen a la llanura castellano-manchega no sepan ni decir egque (“es que” para el común de los mortales), no se parezcan en el físico a Ernesto Sevilla, Julián López y Joaquín Reyes; y no hagan una buena imitación de los cansaliebres o almorzagachas que nos rodean a diario.

Vamos, que echarían a correr en cuanto vieran la primera pregunta del examen. ¿Pa qué querrán saber de Medicina en unas oposiciones médicas? se preguntarán en Baleares. Mejor el catalán, que cuando uno coge el bisturí quizás se sienta más formado…

Lo curioso de esto es que si la Justicia no entra de lleno en este tema, apaga y vámonos.

Eso sí, para que se calmen los pobres “catetos” que no tienen ni papa de catalán, los lumbreras del Servicio balear de Salud han escrito una nota “aclaratoria” en la que los dicen que aquellos que han sido excluidos por no saber catalán “serán admitidos en la próxima lista subsidiaria”.

Vamos, que se ríen un buen rato en su cara.

Una vergüenza en toda regla sobre la que la Justicia, insisto, debería actuar. Pero no mañana, hoy mismo. Es intolerable, por no decir otros epítetos más graves. Es lo que hay…

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es