Su estatua, por los suelos

Con Bahamontes no pueden unos…

Primero tuvieron que vallar la estatua porque la gente pensaba que era como un mono de feria y se subían para hacerse fotos sin pensar que se la podían cargar; y ahora la han destrozado así, sin más, por pura diversión. Hay inhumanos que solo de vez en cuando son humanos

La frase del titular de esta opinión termínala tú y pon el adjetivo que quieras, aunque siempre dentro del respeto más absoluto, porque no todos somos iguales.

Federico Martín Bahamontes coronó cimas, subió montañas y dio a conocer, si cabe, un poco más de su ciudad Toledo, allende las fronteras. Años después se le dedicó una estatua en un lugar emblemático, una subida, en la zona del Miradero y a escasos metros de la plaza de Zocodover. La Fundación Soliss y el Ayuntamiento de Toledo se volcaron en ello e hicieron justicia. Una estatua fantástica, realista, que refleja el esfuerzo del hombre, del deportista, que es el orgullo de muchos y muchas…

Excepto de algunos cafres.

Sí, porque algunos entienden como diversión la destrucción de lo que es de todos, el patrimonio material o inmaterial, eso que hace que viajemos para ver, contemplar, sorprendernos, admirar…

Bahamontes subió montañas, coronó cimas… Ni pudieron ni pueden con él

La madrugada del sábado 27 al domingo 28 de julio unos tontolabas se cargaron la estatua (vea los videos y las fotos de cómo quedó) de Bahamontes. Literalmente. No se sabe, aún, quién o quiénes han sido o cómo lo hicieron. Pero amaneció por los suelos. Ya ves, a Bahamontes, que con sus 90 años encima subió y subió para nunca caer. Tirarán la arena, pero nunca lograrán mover la montaña.

Ya hace unas semanas tuvieron que vallarla porque la gente, con tal de salir en la foto, le daba igual cargársela…

Y ahora esto podría quedar como anécdota si no fuera porque esto no puede salir gratis. Los autores no solo tendrían que pagar su restauración, porque lo vamos a tener que hacer entre todos, sino que una buena lección de civismo y humanidad también les haría falta en forma de trabajos para la comunidad o algo similar.

Las redes echaron humo y pedían de todo para los autores. Ya saben cómo funcionan, las redes digo, son los lugares adecuados para que cada uno suelte su adrenalina de la forma más humana… E inhumana también.

Pero hay que poner coto a estas desgraciadas “gracias”. No sé si poner cámaras en lugares “calientes” podría ser una, aunque la Justicia ponga coto a estos métodos de vigilancia. Pero lo que tengo claro es que al aire libre ya no se puede dejar nada. Una pena, sí. Mejor prevenir antes que luego curar.

Nos cuestan mucho dinero las estupideces-gamberradas-imbecilidades de mucha gente que se dedica, por el mero hecho de contar “yo hice…” y ser héores de barro con sus amigos por unas horas.

Sí, al incívico hay que decirle que no todo puede salir gratis.

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es

LAS FOTOS DE LA ESTATUA POR EL SUELO… “GRACIAS” A UNOS VÁNDALOS