ENCLM

Indulto para una maltratada

Nadie pudo parar a quien la vejaba, pegaba, obligaba a prostituirse… Así durante meses y meses. Hasta que ella decidió que era hora de matarle…

Este es un caso que tendría que hacer que todos meditáramos al menos durante unos minutos porque la crueldad no tiene límites. Hablo de la historia del sufrimiento que vivió una joven a la que su pareja, como está demostrado, le pegó, le prostituyó, le contagió el VIH… Hasta que ella le mató. Le mató, y no es justificable pero merece una explicación, porque durante tres años consecutivo vivió una permanente historia de violencia, que está documentada por la ayuda que tuvo que recibir en juzgados, hospitales y demás. Nadie pudo parar el sufrimiento que vivía, tanto en silencio como cuando se decidía a hablar. Hasta que un día le metió un puñal entre pecho y espalda cuando su pareja intentaba entrar, por la fuerza, en su casa.

Y le mató… Sucedió en Fuenlabrada (Madrid). Pero podía haber tenido lugar en cualquier otro lugar de España. Que seguro que ha ocurrido.

Reitero, la violencia previa no justifica su muerte. Hay una ley y hay que cumplirla. Porque de lo contrario nos convertiríamos en animales irracionales. Bueno, algunos ya lo son, pero eso es otra cuestión… Por lo que en el juicio fue condenada a siete años de cárcel por homicidio con el atenuante de miedo insuperable. Y el mismo jurado popular que la condenó ha entendido que debe proponer el indulto (gracia que excepcionalmente concede el jefe del Estado por la que perdona total o parcialmente una pena o la conmuta por otra más benigna) al Gobierno.

Un calvario de años que no justican un homicidio… Pero que bien vale un indulto

Aquí lo que falló fue que nadie pudo parar ese rosario de malos tratos contra ella que la llevaron a la desesperación más absoluta. Incluso a ser obligada a prostituirse durante seis meses para conseguir dinero fácil. Es portadora del VIH y se enteró de ello al dar a luz. Por supuesto, su maltratador nunca le dijo que él ya lo llevaba dentro ni antes ni después de mantener relaciones con ella.

Sí, un calvario de varios años que no justifican su muerte.

Pero que bien vale un indulto.

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es