Opinión

Mis preguntas a 2017

¿Cómo será el mundo con Donald Trump como presidente del país más poderoso del planeta Tierra?

¿Alguien puede explicarme cómo Trump, un tipo que tiene una torre con su nombre en Nueva York y una fortuna basada en la construcción, puede ser el referente de los obreros y los antisistemas en la democracia supuestamente más avanzada del mundo?

¿Será 2017 el año en el que admitamos que estamos destrozando el planeta y que puede que vivamos para comprobar las dramáticas consecuencias, que no son cosa de la ciencia ficción ni de un futuro remoto?

¿Cuándo nos implicaremos todos los habitantes de la Tierra en su cuidado en vez de pensar que su defensa y conservación es solo cosa de los Estados?

¿Cuándo comprenderemos y exigiremos a nuestros gobiernos que sostener el medio ambiente es tan importante como garantizar los servicios públicos?

¿Crecerá o conseguiremos poner freno al terror yihadista?

¿Cuándo pensaremos que la mentalidad que nos lleva a pedir facturas sin IVA como individuos es la misma sobre la que se asientan los grandes casos de corrupción, aunque las consecuencias para el país no son las mismas, evidentemente? 

Si ser corrupto se penalizara con la pérdida del poder y la inanición en votos, ¿no creen que la corrupción sería menor, aunque no cambiaran ni leyes ni el sistema judicial?

¿Seguirá avanzando el populismo en las sociedades supuestamente más avanzadas?

¿Podrá Europa demostrar al mundo que estaba en lo cierto cuando consolidó el Estado del Bienestar o nuestro mejor invento social será el hazmerreír del mundo globalizado y robotizado? 

¿Europa es un anciano viejo y cansado, que no quiere pelear y el universo integrista un paraíso con cojones y la victoria asegurada?

¿Conseguirá España poner freno a la corrupción y a la desigualdad?

¿Habrá logrado la crisis y sus terremotos electorales que la política entienda que la desigualdad y su avance es la brecha por la que se cuelan la desafección y el populismo?

¿Habrán comprendido los dirigentes públicos que en un mundo globalizado e híperconectado no se pueden sostener -y mucho menos ocultar- los privilegios de los de arriba a costa de los sacrificios de los de abajo?

¿Será 2017 el año en el que mérito y capacidad se conviertan en la única hoja de ruta para el éxito en España en lugar de medrar, abusar o adular al que manda o al que paga?

¿Habrá estabilidad política en España?

¿Venceremos a la crisis sin agrandar la desigualdad entre los españoles?

¿Seguirán pagando las clases medidas y bajas la factura de la crisis, mermando los servicios públicos imprescindibles mientras se siguen rescatando bancos, autopistas y haciendo frente a la deuda generada por gobernantes cuando menos irresponsables?

¿Sabrá el PP adaptarse a la nueva simetría política tras cuatro años de mayoría absoluta sin hablar con nadie?

¿Cómo saldrán los partidos políticos españoles de 2017, el año de sus decisivos congresos nacionales?

¿Podrá Rajoy seguir siendo Rajoy sin mayoría absoluta?

¿Cataluña será más o menos España cuando acabe el año?

¿Cuándo será el Congreso del PSOE y con cuántos candidatos/as?

¿Podrá el PSOE sobrevivir a una de las peores crisis de su historia?

¿Qué pasará en Podemos tras Vistalegre y la batalla Iglesias-Errejón?

¿Qué futuro le espera a Ciudadanos? ¿Y a Albert Rivera?

¿Visto lo visto podrá seguir llamándose nueva política a lo que hacen los nuevos partidos?

¿Conseguirá Castilla-La Mancha un reparto más justo del dinero del Estado para poder ir revirtiendo su dramática situación financiera?

¿Consolidará Emiliano García-Page su figura de presidente para garantizarse un segundo mandato minimizando el impacto negativo de la debilidad de las siglas PSOE?

¿Qué vida la espera al pacto o expacto PSOE-Podemos en Castilla-La Mancha?

¿Encontrará el PP un discurso suficientemente regionalista mientras su líder, María Dolores de Cospedal, se faja en la política nacional e internacional?

¿Seremos un poco más felices en 2017?