Las elecciones generales van por barrios

Y ahora, ¿cómo harán la campaña autonómica y municipal en el PP?

A ver con qué ilusión se pone ahora el PP a hacer campaña calle a calle después del tortazo tan impresionante que se los ha llevado por delante. Porque no tiene que ser nada, pero nada fácil salir de tu casa y cambiar la cara para sonreír a los ciudadanos y, sobre todo, que no se te note

Al PP le han pasado por la izquierda y casi por la derecha, que es como decir que de ser el partido más votado en 2016 se ha quedado en algo menos que una formación residual por mucho que haya quedado en segundo lugar. La regeneración anunciada cuando largaron, en algunos casos con cajas destempladas, a Mariano Rajoy, Soraya Sánez de Santamaría e incluso a María Dolores de Cospedal (en esta comunidad autónoma los “populares” es como si la hubieran olvidado, no la han citado ni una sola vez en campaña), se quedó en eso, en apenas un anuncio, porque la regeneración aún la estamos esperando. Pongo por caso Castilla-La Mancha, donde las caras siguen siendo las mismas y así pasen… Otros cuatro años. Literalmente, sus votantes han huido en masa y o cambian de estrategia para autonómicas y municipales o van a empezar a ser como la brisa, que igual que viene, se va.

Yo creo que a estas alturas el único que sonríe, por diversas circunstancias, es el ya diputado y antaño todopoderoso Vicente Tirado. Otro día les contaré por qué.

De subirse en el coche él solo a ser el “puto amo”

En el PSOE, que esperaban ganar en votos pero que suponían que formar Gobierno los iba a costar Dios y ayuda, se han encontrado con que van a mantenerse en la Moncloa tras 10 meses pasando las de Caín con apenas 85 diputados pero ahora con una holgada victoria que coloca a Pedro Sánchez en un hombre digno de estudio en unas décadas en cualquier Facultad de Políticas que se precie: tras el proceso guerracivilista que vivieron en el PSOE en octubre de 2016 y que acabó con sus entonces maltrechos huesos en la calle, se cogió su coche y se puso a recorrer España, prácticamente él solo, para buscar votos y volver a vencer, contra pronóstico, en las primarias de su partido a los mismos a quienes le habían desbancado. Dos años y medio después, es el “puto amo” no ya de su partido, donde en estos momentos se ha convertido en una figura incontestable, sino del mapa nacional español. El resultado electoral le avala, eso es incuestionable. Cómo cambian las cosas en un abrir y cerrar de ojos.

Cs, amagan pero nunca terminan de rematar

En Ciudadanos siempre amagan pero nunca terminan de rematar. Las encuestas siempre los dan mejores resultados de los que luego sacan. Aspiraban a adelantar al PP y ser el primer plato de la oposición. Mayor error fue que Albert Rivera se jugara todo a eso y anunciar, por activa y por pasiva, que en ningún caso pactaría con el PSOE. Craso error, porque ahora no va a dar marcha atrás, sobre todo cuando Sánchez no le necesita, si no quiere, como compañero de baile. De entrar en un posible Gobierno a vegetar de nuevo como tercera fuerza política. Vendan lo que vendan ahora, se han vuelto a quedar en el limbo.

Unidas Podemos, ya no están para exigir

A Unidas Podemos le ha salvado el tirón de su líder, Pablo Iglesias, en la campaña electoral. Su derrota en las elecciones, la importante pérdida de diputados tras cuatro años en el escaparate, la salva porque podrán ayudar a Sánchez a ser el presidente del Gobierno. Eso sí, ahora no están para exigir nada ni condicionar su voto. O entran en el Gobierno o se quedan a verlas venir. De exigir hace cuatro años a esperar ahora. Y que den gracias porque el descalabro anunciado supuestamente iba a ser mayor.

Por cierto, en Castilla-La Mancha han perdido los dos diputados que tenían. Derrota sin paliativos.

Y Vox… Ha conseguido movilizar a la izquierda

Y Vox… Yo era de los que pensaban que tenían más voto oculto de lo que al final las urnas reflejaron. Su irrupción en las autonómicas de Andalucía solo tuvieron un dato positivo para el PSOE, pero que ha resultado crucial en las elecciones generales: han conseguido movilizar a la izquierda para que no se volviera a repetir esa circunstancia. Sería de tontos no reconocer que su entrada en el Congreso ha sido a lo grande al pasar de 0 a 24 diputados. Pero la esperanza verde pensaba que llegarían a más. Tanto patriotismo, que parecía que solo ellos lo eran, los ha llevado a aumentar el nivel de participación en las votaciones. Pero a favor de la izquierda. Además, tres partidos a la derecha del ahora padre son demasiados partidos, como se ha demostrado, porque la fragmentación del voto ha sido mayúscula.

A ver con qué cara sale ahora el PP a hacer la campaña autonómica y municipal

En esas estábamos cuando estamos a punto de entrar en una nueva campaña electoral, esta vez la que nos toca más de cerca, en comunidades autónomas y municipios. No traten de trasladar los resultados de unas generales a las del domingo 26 de mayo, porque seguro que no aciertan. Pero lo que yo me pregunto ahora es con qué ilusión se pone ahora el PP a hacer campaña calle a calle después del tortazo tan impresionante que se los ha llevado por delante. Porque no tiene que ser nada, pero nada fácil salir de tu casa y cambiar la cara para sonreír a los ciudadanos y, sobre todo, que no se te note.

Pero esa es otra historia que se resolverá en apenas un mes…

@CesardelRioPolo

cesardelrio@encastillalamancha.es

EL PSOE GANA LAS ELECCIONES EN CLM, EL PP SE HUNDE, SUBIDÓN DE CS, ENTRA VOX Y DESAPARECE PODEMOS

GIRO RADICAL EN TOLEDO, EL PSOE SE IMPONE AL PP

EL PSOE GANA EN TALAVERA CON UN 30 POR 100, EL PP PIERDE MÁS DE LA MITAD Y VOX IRRUMPE CON FUERZA