Finaliza su tramitación parlamentaria

CLM se queda sin Ley de Mecenazgo tras el abandono de Podemos y el voto en contra del PP

La formación morada denuncia una "cacicada parlamentaria" al no haberse debatido sus enmiendas, por lo que María Díaz ha abandonado la sala y no ha asistido a las votaciones

Imagen de archivo de María Díaz en una de las Comisiones en las Cortes de CLM.

La Comisión de Educación, Cultura y Deportes de las Cortes regionales ha rechazado el dictamen del proyecto de Ley de Mecenazgo de Castilla-La Mancha con el voto en contra de los dos miembros del Grupo Popular y a favor de los dos representantes del Grupo Socialista y después de que la integrante del Grupo Podemos en la Comisión, la diputada María Díaz, se haya ausentado de las votaciones. De esta manera, finaliza el trámite en el Parlamento regional de esta ley.

A pesar de que la votación haya finalizado con dos votos a favor y dos en contra, el artículo 117.2 del Reglamento de las Cortes detalla que en las votaciones en comisión no existirá empate cuando todos los miembros de un grupo parlamentario voten en el mismo sentido, ya que esta votación se resolvería ponderando el número de votos con los que cada grupo cuenta en el pleno.

De esta manera, a pesar del empate en la votación de la Comisión de Educación, Cultura y Deportes, el voto negativo de los diputados ‘populares’ ha primado sobre el de los socialistas, ya que el Grupo Popular cuenta con 16 diputados en el Parlamento castellano-manchego por 15 del Grupo Socialista.

La sesión de la Comisión que ha tenido lugar este lunes tenía por objeto debatir el dictamen del proyecto y las enmiendas a la Ley de Mecenazgo de los grupos Popular y Socialista –el PP presentaba 28 enmiendas por 15 del PSOE–, ya que las 20 enmiendas que había presentado el Grupo Podemos no fueron admitidas a trámite.

Este rechazo a las enmiendas de la formación morada tuvo lugar después de que la ampliación del plazo de presentación de las mismas quedase sin efecto, ya que los dos miembros del PP en la Mesa de las Cortes consideraron que hubo “defecto de forma” en la convocatoria que aprobó ese acuerdo. Estos hechos han sido la razón esgrimida por María Díaz para ausentarse de la votación.

Tras el debate de las enmiendas, en el que la diputada de Podemos ya había anunciado que se marcharía de la Comisión a la hora de las votaciones, el voto ponderado ha permitido que se rechazasen todas las propuestas socialistas.

En cuanto a las enmiendas ‘populares’, un total de 26 han sido aprobadas con acuerdo de PP y PSOE y otras dos sólo con apoyo del PP, ya que los socialistas habían propuesto enmiendas transaccionales para ellas, algo que han rechazado los ‘populares’.

Sin embargo, todas estas votaciones han quedado sin efecto cuando el dictamen del proyecto de Ley ha sido rechazado, lo que significa el final de la tramitación parlamentaria de esta iniciativa antes de que haya llegado al pleno de las Cortes.

Podemos denuncia una “cacicada parlamentaria”

En una rueda de prensa posterior a la sesión de la Comisión, María Díaz ha justificado su marcha de la Comisión a la hora de votar tanto las enmiendas al proyecto de Ley como el dictamen global del mismo en que “se ha cercenado” el debate a su grupo parlamentario, que no ha tenido la posibilidad de defender sus enmiendas por lo que ha considerado como “una cacicada parlamentaria”.

Díaz ha considerado que esta decisión por su parte “era de esperar” ya que dijo “hace tiempo” que “no se le debería haber dado trámite parlamentario” a la ley, considerando que el hecho de que su grupo parlamentario no haya podido presentar enmiendas la convierte en “una imposición”.

La diputada ha incidido en que esta situación ha venido dada por la “falta de palabra” del PP con respecto a la ampliación del plazo para la presentación de enmiendas, asegurando que en Podemos están “acostumbrados a sus trampas y a su poca falta de palabra”.

Sin embargo, también ha considerado que el PSOE podría haber ofrecido “alternativas” a esta cuestión, opinando que “si hay voluntad, siempre se puede hacer algo”.

El PP asegura que ha sido “un espectáculo bochornoso”

De su lado, la diputada ‘popular’ que ha ejercido de portavoz de su grupo en la sesión, Carolina Agudo, ha calificado lo sucedido de “espectáculo bochornoso” y ha incidido, en referencia a Podemos, en que “incluso los que forman parte del Gobierno de Page no han querido aprobar una ley que el propio Gobierno ha traído”.

Agudo ha apuntado que este rechazo al dictamen de la Ley de Mecenazgo es “lo más gordo desde que Podemos tumbara los presupuestos de 2017” y ha reiterado que este hecho ha sido un “espectáculo” que los ciudadanos no merecen.

Preguntada por la posibilidad de que este proyecto pueda regresar a las Cortes, ha contestado que eso lo tendrá que decidir el Gobierno regional y ha vuelto a exigir que la Ley de Mecenazgo que llegue a las Cortes “venga del consenso y la participación de los grupos”.

Asimismo, se ha mostrado a favor de que Castilla-La Mancha cuente con una ley de mecenazgo “siempre y cuando cuente con mecanismos de control y transparencia” y ha asegurado que si la región pierde alguna oportunidad de llegada de proyectos culturales “será exclusivamente responsabilidad de Page y sus socios de Gobierno”.

El PSOE dice que es día “triste para la cultura” y critica que el PP vote en contra de sus enmiendas

Finalmente, el diputado socialista que ha representado a su grupo en la Comisión, Miguel González Caballero, ha reiterado que esta ley era “muy positiva para el sector” y ha criticado la actitud del PP, ya que “ha votado en contra del dictamen de sus propias enmiendas, que han salido adelante”.

González Caballero ha contrapuesto esta actitud con la de su partido, afirmando que este “se ha esforzado” para que el dictamen siguiera adelante “poniendo toda la carne en el asador” y votando a favor de “la inmensa mayoría” de las enmiendas del PP.

El diputado ha replicado a Agudo diciendo que el “espectáculo bochornoso” ha venido por parte del PP, alegando que “si realmente le hubiera parecido tan mal esta Ley de Mecenazgo que esperan los ciudadanos, lo que hubiera hecho es plantear una enmienda a la totalidad, pero no lo hizo”.

“El PP con tal de bloquear la cultura de esta región vota en contra hasta de sus propias enmiendas”, ha continuado, añadiendo que “el varapalo se lo lleva la cultura” y opinando que será el PP el que tenga que dar explicaciones al sector sobre su posición en la Comisión.