Cesárea Arnedo

El PP afea que el PSOE pida adelanto electoral y dé plazo hasta 2015 para tener candidato

Arnedo afirma que el PSOE tienen una "confusión total y absoluta" al "pedir elecciones sin tener todavía candidato

El PP de Castilla-La Mancha ha considerado hoy que es “de chiste” que mientras que el secretario general de los socialistas en la región, Emiliano García-Page, pide un adelanto electoral, el secretario de Organización, Jesús Fernández Vaquero, da de plazo hasta marzo de 2015 para la elección de candidato.

En conferencia de prensa, la diputada regional del PP Cesárea Arnedo ha dicho que el PSOE tienen una “confusión total y absoluta” al “pedir elecciones sin tener todavía candidato y fiando ese nombramiento al mes de marzo de 2015, cuando ya es imposible cualquier adelante electoral”.

Ese tipo de anuncios “sin consistencia” resta seriedad a los partidos políticos, ha dicho Arnedo, para quien “esa manera de reirse de los ciudadanos con anuncios sin consistencia” merma la confianza de los ciudadanos en los políticos, algo que “tanto nos cuesta conseguir”.

Además de estas “ocurrencias”, la diputada popular se ha referido a que el jefe de la oposición y alcalde de Toledo, Emiliano García-Page, está “ausente y lleva veinte días que no da la cara ante los ciudadanos como alcalde de Toledo”.

Ha dicho que incluso está “escondiéndose” pues, ayer, en la foto oficial de presentación de los actos con motivo del año de El Greco “no quiso estar, rehusó estar en la foto oficial”.

También el presidente del PP en la provincia de Toledo y diputado nacional, Arturo García-Tizón, ha criticado en una entrevista a la Cadena Cope estos anuncios del PSOE de Castilla-La Mancha, un partido que a su parecer está atravesando una “convulsión interna”, que ha achacado a una posible “falta de liderazgo”.

“¿A quién quieren engañar? ¿Qué quieren hacer?”, ha preguntado García-Tizón a los socialistas, a quienes ha urgido a que “por lo menos en esto, se pongan de acuerdo”.

Sobre García-Page y su petición de adelanto electoral, el también presidente de la Diputación de Toledo se ha cuestionado si es que no conoce el Estatuto de Castilla-La Mancha, lo cual es “inadmisible” a su juicio, o “va de mala fe” con los ciudadanos de la región al hacer la petición, lo que ha tachado de “impresentable”.