Según Álvaro Gutiérrez, presidente de la institución

El presupuesto de la Diputación de Toledo para 2018 será de 118 millones

Una de las partidas que incluirá el presupuesto será la reservada para la oferta de empleo público, "la mayor oferta de la historia de la Diputación", recalca

Álvaro Gutiérrez, en una imagen de archivo, durante su intervención en "Espacio Reservado" de encastillalamancha.es.

El presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, desvela que la institución provincial tendrá en 2018 un presupuesto que ronda los 118 millones de euros, un 0,9 por ciento más que este año, que irán destinados, principalmente, a políticas de empleo, sociales y de ayudas a los municipios.

En una entrevista concedida a la Agencia Efe, Gutiérrez se muestra convencido de que las cuentas de la institución para 2018 se aprobarán antes de Navidad y, de hecho, señala que “el Área de Hacienda está ultimando los presupuestos y a partir del 4 de diciembre, aproximadamente, empezarán a verse en comisiones”.

“Los presupuestos de la Diputación de Toledo están en el horno…”

“Los presupuestos están en cocina, están en el horno, pero ya todos los ingredientes están puestos sobre la bandeja”, es el símil culinario que utiliza Gutiérrez para afirmar que los presupuestos están en su última fase de elaboración.

Además, explica que el presupuesto de 2018 será la continuidad de las políticas que ha desarrollado el equipo de gobierno en los dos últimos años “y fundamentalmente en el último”, centradas en políticas sociales, de empleo, de ayudas de inversión a los municipios y al gasto corriente para ayudar a la tesorería de los ayuntamientos y apoyo a los colectivos.

“Seguimos en la línea del proyecto social, de ayudar a quienes más lo necesitan, a los municipios más pequeños y a los medianos, que también tienen muchas necesidades, y de ayudar a las personas”, sostiene Gutiérrez, que asevera que el lema de su gobierno es que “el ciudadano siempre ha de ser el centro de las políticas” y que promueve desarrollar “una política con alma”.

En este sentido, subraya que “de nada sirve ser una administración simple gestora de recursos, de manera fría y teniendo solo en cuenta los números”.

Una de las partidas que incluirá el presupuesto de la Diputación para 2018 será la reservada para la oferta de empleo público, “la mayor oferta de la historia de la Diputación” que se hará, tal y como resalta el presidente de la institución, “de manera transparente y objetiva”, si bien lamenta que “a lo mejor en otras ocasiones no se ha sido tan transparente y tan objetivo”.

En líneas generales, Gutiérrez subraya que el presupuesto de 2018 será la continuación del ejecutado en 2017, un año del que hace un balance “muy positivo” porque se ha cumplido “fielmente la labor, los objetivos y las finalidades de una casa como la Diputación, que es una administración local que tiene que tener entre su columna vertebral a los ayuntamientos y a través de ellos, a los ciudadanos”.

De hecho, señala que en los dos años que lleva al frente de la Diputación, se han invertido 70 millones de euros en inversiones y ayudas para la prestación de servicios en los ayuntamientos, por lo que reivindica que la institución provincial ha sido “una administración muy colaboradora con los ayuntamientos”.

Pero también subraya que se ha colaborado con la Junta de Comunidades, como por ejemplo en la puesta en marcha del Plan Extraordinario de Empleo, que ha permitido la contratación de 8.000 personas en la provincia, tras una inversión de 18 millones por parte de la Diputación en dos años.

Además, destaca que la Diputación de Toledo “ha trabajado mucho con la sociedad, con los colectivos sociales” y ha creado “un ambiente social y de ayuda extraordinario”.

“Hemos demostrado que hay otra forma de gobernar, que es muy importante, que la Diputación puede ser útil y que la Diputación puede estar al lado de los ciudadanos y no de espaldas a ellos”, resume Gutiérrez.

Por todo ello, se muestra convencido de que si el signo político del equipo de gobierno de la Diputación dependiera de lo que ha hecho el grupo que él encabeza, tras las elecciones municipales de 2019 él se vería “presidente de la Diputación de nuevo” o sería “presidente de la Diputación el candidato que quisiera el PSOE, porque el PSOE ha hecho una extraordinaria labor en la Diputación”.