Es el tercero de estas características

Junta, CCOO y UGT firman el Acuerdo para la Estabilidad que afecta a 30.000 trabajadores

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha dicho que el objetivo es reducir la brecha en las condiciones laborales existentes entre los trabajadores públicos y quienes desempeñan una labor para la administración regional

Firma del tercer Acuerdo para la Estabilidad en el Empleo.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado hoy con los líderes regionales de CCOO y UGT el tercer Acuerdo para la Estabilidad en el Empleo, que afecta a cerca de 30.000 trabajadores que desempeñan labores para la administración regional a través de distintas empresas.

Tras la firma del acuerdo, García-Page ha afirmado en declaraciones a los medios de comunicación que el objetivo de este convenio, el tercero que se firma de estas características después de los rubricados en 1998 y 2007, es reducir la brecha en las condiciones laborales existentes entre los trabajadores públicos y quienes desempeñan una labor para la administración regional.

Así, ha subrayado que una de las “grandes perversiones” de la crisis económica sufrida en los últimos años ha sido el intento de algunos de “convertir a las víctimas en culpables” y ha añadido que la administración regional no puede servir para que algunas empresas “hagan caer sobre sus trabajadores” todo el gasto económico de la crisis.

García-Page ha recordado también el compromiso de que, en septiembre, una vez estén aprobados los presupuestos de la Junta para este año, los empleados públicos recuperarán el 1,5 por 100 de salario que fue recortado en la pasada legislatura por la llamada “tasa Cospedal” y que también recuperarán, con carácter retroactivo desde el 1 de julio, el 1 por 100 salarial dependiente de los Presupuestos Generales del Estado.

Para CCOO el acuerdo blinda los derechos mínimos de estos trabajadores
Por su parte, el secretario general de CCOO en Castilla-La Mancha, Francisco de la Rosa, ha subrayado que este acuerdo viene a impedir “la explotación de los trabajadores” y a blindar los derechos mínimos de aquellos que trabajan para la administración.

Además, su homólogo en UGT, Carlos Pedrosa, ha manifestado su satisfacción por la firma del tercer acuerdo, aunque ha lamentado que no sea el cuarto, pues ha afirmado que en la pasada Legislatura se deterioraron las condiciones laborales de los trabajadores afectados.