"Orgulloso" de cumplir el déficit

Page critica el "mercadeo" con los nacionalistas en la negociación de los Presupuestos Generales

El presidente de Castilla-La Mancha ha señalado que "hay gente que entra en el Congreso de los Diputados, no con voluntad de defender el conjunto de España, sino solo su terruño"

Page durante la jornada organizada por el diario Expansión.

El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha afirmado hoy que prefiere que se aprueben los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017, pero ha avisado de la “negociación de mercadeo” con fuerzas nacionalistas.

García-Page, durante la inauguración de una jornada organizada en Toledo por el diario económico Expansión, ha expuesto que entiende que España “es una realidad plural”, pero ha apuntado que “hay gente que entra en el Congreso de los Diputados, no con voluntad de defender el conjunto de España, solo su terruño”.

“Eso es posible constitucionalmente, tan posible que es lo que está mandando”, ha aseverado el presidente autonómico, quien ha opinado que “en este país hubo bloqueo político, no tanto porque el PP o el PSOE no se entendieran sino porque operó una minoría de bloqueo, que es el independentismo catalán”.

Para García-Page, las fuerzas independentistas que se presentan a las elecciones, pese a que “quieren separarse del Estado”, consiguen “tantos diputados como para que ahora” se vea “o bloqueo político o una negociación de mercadeo verdaderamente incomprensible en materia presupuestaria”.

No obstante, ha afirmado que opta por que haya PGE porque “la alternativa es mucho más grave”, aunque se “tenga que tragar el acuerdo que ha firmado el Estado con los nacionalistas vascos”.

Ha afirmado que opta por que haya PGE porque la alternativa es mucho más grave
“Un diputado de Nuevas Canarias va a negociar más que la capacidad que tenemos en la Conferencia de Presidentes todos los presidentes autonómicos de discutir con el presidente del Gobierno”, ha lamentado García-Page.

Con ello, ha advertido de que están “teniendo mucha paciencia de decir lo que es obvio, que gente con cuatro diputados está sacando consecuencias económicas de un presupuesto que es del conjunto”.

“Este modelo no se puede cronificar ni generalizar porque sino no vamos a tener un arreglo desde el punto de vista económico”, ha aseverado el presidente castellanomanchego, quien ha criticado que, durante la crisis, “los recortes no han afectado a todos por igual” y “la salida está teniendo parámetros de enorme injusticia que se traducen en España en tensiones territoriales”.

Page, “orgulloso” de cumplir el déficit, aunque no comparte el reparto

Por otro lado, el presidente regional se ha mostrado hoy “tremendamente orgulloso” de que la comunidad haya cumplido el objetivo de déficit en 2016, aunque ha insistido en que no comparte el reparto del mismo que realiza el Estado.

Ha explicado que, a la hora de cumplir el déficit del 0,7 por 100 del PIB en el pasado ejercicio, se han “esforzado en cumplir la ley porque hay que cumplirla siempre”, si bien ha reprochado al Ejecutivo central que “carga en las comunidades autónomas un ajuste desproporcionado para el peso relativo de las autonomías en el gasto público”, del 28 por 100.

“Nos hemos empeñado mucho en cumplir para que resulte en sí mismo un mensaje”, ha afirmado García-Page, quien ha restado importancia “al segundo decimal”, ya que la comunidad autónoma cerró el año con el 0,72 por 100 de déficit, lo que ha sido criticado por el PP, aunque el Ministerio de Hacienda y Función Pública ha confirmado el cumplimiento y una desviación del 0,0.

“El esfuerzo no es una panacea, no lo arregla todo, pero es necesario por la trayectoria que hemos traído dar ese ejemplo y me siento tremendamente orgulloso”, ha aseverado el mandatario autonómico, quien ha recordado que “antes de que estallara la crisis en España”, “casi todas las administraciones públicas”, entre ellas, Castilla-La Mancha, “estaban en estabilidad presupuestaria”.

En este sentido, ha expuesto que “hay quien ha intentado” culpar de la crisis a la Administración Pública, si bien ha considerado que “probablemente” sea, además, “víctima”.

Con todo, ha señalado que ha felicitado al consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, por haber conseguido el cumplimiento del objetivo de déficit el pasado año.