Desayuno informativo “Espacio Reservado”

"Se necesitan políticos que no piensen que CLM es una pedanía a la que venir en fin de semana"

El presidente de Castilla-La Mancha ha destacado que la comunidad precisa de dirigentes comprometidos como Álvaro Gutiérrez

El presidente regional, Emiliano García-Page, ha señalado hoy que Castilla-La Mancha necesita una clase política “que no piense que la comunidad es una pedanía a la que se puede venir en fin de semana”, “lo que necesita son políticos comprometidos”, como -en su opinión- es el presidente de la Diputación de Toledo, Álvaro Gutiérrez, a quien ha presentado durante el desayuno informativo “Espacio Reservado” organizado por encastillalamancha.es y patrocinado por Caja Rural Castilla-La Mancha, Ferrovial y Get Brit!, que se ha celebrado en el Palacio de Congresos “El Greco” de Toledo.

Además de su compromiso y de haber sido elegido alcalde de Escalona (Toledo) con el 80 por 100 de los votos en las últimas elecciones municipales, García-Page también ha destacado del máximo responsable de la institución provincial su cercanía y lealtad.

El presidente del Ejecutivo ha recordado que cuando conoció a Álvaro Gutiérrez, con sólo 24 años, “yo era consejero de Obras Públicas e intuí que era una persona de largo recorrido, que se podría morir sin ser muchas cosas, sin ser presidente de una Diputación, porque no tiene ese sentido negativo de la ambición”. No obstante, “por su sinceridad, es de ese tipo de gente a la que terminas pidiéndole siempre opinión y dándole toda tu confianza”.

Para el líder de los socialistas castellanomanchegos, Álvaro Gutiérrez fue “un descubrimiento”. Añadía que, cuando se propone buscar gente nueva para el partido, trata de conocer a la familia de los que van a venir, especialmente a los padres, porque “conociéndolos a ellos te das cuenta de que puedes fiarte. Eso me ha pasado con Álvaro”.

Ante un auditorio lleno de alcaldes, representantes políticos y responsables de organizaciones, García-Page ha puesto de manifiesto que el presidente de la Diputación de Toledo es una “persona de fiar”, lo que hoy en día representa “un valor en alza” y una característica “que va pareja a la inteligencia”. Esa lealtad, asegura, se la demostró con la “tormenta política” que se produjo cuando García-Page iba a ocupar la Secretaría General del PSOE en la provincia. “Gente poderosa le hizo a Álvaro una propuesta envenenada pero él tuvo la perspicacia y lealtad de negarse”.

También resaltaba de él que “no está en política para hacer daño” ni para crear problemas a nadie en lo personal”. Por este motivo, está seguro de que, a diferencia de lo que ocurre en la Diputación de Cuenca, “si Cospedal gobernase en Castilla-La Mancha él no se habría negado a sacar adelante el Plan de Empleo”. En este punto defendía que lo que más le importa es que en 2016 el paro ha bajado un 11 por 100 y que lo ha hecho en un 22 por 100 entre aquellos que llevaban más de cinco años en situación de desempleo y con todos los miembros de su familia en la misma situación. 

El presidente de la región también ha dedicado palabras para poner en valor la cercanía de Álvaro Gutiérrez y el hecho de que sea un “político trasversal” que gobierna para todo el mundo y que sabe gestionar la policromía de esta sociedad. Concluía afirmando que “se requieren dirigentes que no quieran hacer bandos ni meter miedo a otros”.

Emiliano García-Page durante su intervención en “Espacio Reservado”.