han comenzado a distribuirse con normalidad

La Junta adquiere 345.000 dosis de vacuna para la campaña de la gripe que empieza el martes

La Consejería de Sanidad señala que la campaña tendrá el pico previsiblemente en la segunda semana de enero de 2019

Manuel Tordera y José Antonio Ballesteros.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha adquirido 345.000 dosis de vacunas para la campaña de la gripe de este año, cuya campaña de vacunación empezará mañana y tendrá el pico previsiblemente en la segunda semana de enero de 2019.

Según ha explicado hoy en rueda de prensa el director general de Salud Pública y Consumo de la Consejería de Sanidad, Manuel Tordera, se ha adquirido prácticamente el mismo número de vacunas que en la anterior campaña en la que fueron adquiridas 345.000 dosis, de las cuales finalmente se pusieron 311.886.

Asimismo, ha indicado que las dosis adquiridas son para dos cepas del tipo A y una cepa de tipo B que fue la recomendada por la Comisión de Salud Pública del Ministerio de Sanidad para cubrir el espectro del virus circulante que se espera en esta campaña.

Por su parte, el director general de Asistencia Sanitaria del Sescam, José Antonio Ballesteros, ha indicado que las vacunas adquiridas han comenzado a distribuirse con absoluta normalidad, por lo que mañana podrá empezar la campaña de vacunación para los grupos de riesgo.

Un año más, se aconseja la vacunación a la población de riesgo, sobre todo las personas de más de 65 años, a enfermos crónicos, a mujeres embarazadas y personal sanitario y de servicios públicos.

Asimismo, Tordera y Ballesteros ha apuntado que durante la campaña volverán a ponerse en marcha el Plan de Alta Frecuentación y la vigilancia epidemiológica de la enfermedad a través de la red de vigilancia de médicos centinela

Esta red está integrada por 49 médicos de familia y 10 pediatras, que a lo largo de toda la campaña van a estar tomando muestras y vigilando dónde aparece un caso sospechoso para ver que clase de virus está circulando y como va la prevención.

En la anterior campaña, los datos obtenidos a través de la red de médicos centinela determinaron que en Castilla-La Mancha se detectaran 2.154 casos por cada 100.000 habitantes.