Reclaman al Hospital de Guadalajara

Ocho mujeres denuncian casi tres años de espera para una reconstrucción mamaria

"Hay días en los que paso delante del espejo y no pasa nada, pero otros en los que me veo el pecho plano y entonces no encuentro una salida, por lo que decido sentarme delante del ordenador y poner una reclamación", ha comentado una de ellas

Un grupo de ocho mujeres de Talavera y de varias localidades cercanas a la ciudad afectadas por un cáncer de mama han reclamado al Hospital de Guadalajara que lleve a cabo la operación de reconstrucción mamaria que llevan esperando desde hace casi tres años.

En declaraciones hoy a Efe, la portavoz de las afectadas, Sonia Ballesteros, ha indicado que la espera se ha alargado ya 800 días, “y en todo este tiempo han estado generando falsas esperanzas”, ha señalado.

Una reconstrucción mamaria que las ha supuesto disgustos

Ballesteros ha comentado que las mujeres que esperan la intervención quirúrgica, entre las que se cuenta, llevan “ya varios preoperatorios caducados”, y ha precisado además que la operación supondría para todas ellas “poder terminar el tratamiento”.

He manifestado que existe la posibilidad de que las deriven a centros hospitalarios de Toledo, Albacete o de la Comunidad de Madrid, “donde sí hay cirujano plástico”, ha apuntado.

Del mismo modo, ha dicho que la demora está causando dolores entre aquellas afectadas que tienen las prótesis encapsuladas, mientras que a otras, como es su caso, les está generando problemas emocionales y psicológicos.

“Hay días en los que paso delante del espejo y no pasa nada, pero otros en los que me veo el pecho plano y entonces no encuentro una salida, por lo que decido sentarme delante del ordenador y poner una reclamación al Hospital de Guadalajara”, ha comentado Sonia Ballesteros respecto a su situación personal.

Además, ha aseverado que en su caso la espera la está impidiendo conseguir estabilidad laboral, debido a que el hecho de estar pendiente de una operación que le puede tener de baja en torno a un mes es, a su juicio, un inconveniente a la hora de buscar trabajo.

También ha indicado que, aunque son ocho las mujeres que han decidido hacer pública su situación, está segura de que son más las que se encuentran a la espera de una reconstrucción mamaria.

Ha comentado igualmente que hace escasas fechas mantuvo una reunión con el diputado del PSOE por la provincia de Toledo, José Miguel Camacho, quien le dijo que “esto había que solucionarlo” y dijo que le llamaría.

No obstante, ha apuntado que aún no ha recibido contestación y, puesto que las afectadas no ven “color ni solución de ningún tipo”, han optado por dar a conocer lo que les está ocurriendo.

Por su parte, el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) ha preferido no hacer ninguna valoración sobre estos casos.