epidemia de la gripe

El Sescam tiene capacidad para abrir 500 camas en los hospitales y aumentar los recursos en un 300 por 100

La directora gerente del servicio público sanitario, Regina Leal, ha afirmado que la situación "no es ni mucho menos preocupante y de crisis"

El Sescam puede abrir 500 camas en los hospitales e incrementar los recursos casi un 300 por 100 para hacer frente a la epidemia de la gripe, según ha destacado hoy la directora gerente de este organismo, Regina Leal, que ha afirmado que la situación “no es ni mucho menos preocupante y de crisis”.

En rueda de prensa, la directora gerente del servicio regional de Salud ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la población porque ha dicho que la incidencia de la gripe en Castilla-La Mancha “no es ni mucho menos preocupante ni es una situación de crisis”, a pesar de que ha entrado en la catalogación de epidemia desde la última semana del año pasado.

En la última semana de 2016 había ya una incidencia de 73 casos por 100.000 habitantes, superior al límite de 51,17 casos por 100.000 habitantes en el que se considera ya epidemia, mientras que en la primera semana de 2017 se ha alcanzado la cifra de 101,4 casos por cada 100.000 habitantes.

Leal ha informado de que en este periodo se han aumentado 226 camas en los hospitales de la región y se ha reforzado las plantillas con 202 profesionales y ha subrayado que el Sescam tiene capacidad para abrir 500 camas más y existe el crédito suficiente para contratar hasta a un sanitario por cada nueva cama.

En este sentido, ha afirmado que “todavía tenemos un colchón muy importante de recursos materiales que habría que dotar de recursos humanos”, ha apuntado Leal, que ha apuntado que los recursos “pueden ser incrementados casi en un 300 por 100 más de los que se han aumentado durante este periodo”.

“Tenemos recursos suficientes como para que la población esté tranquila y sepa que podemos dar respuesta a la atención a su patología”, ha añadido la directora gerente del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

A preguntas de los periodistas, ha dicho que científicamente es imposible saber qué incidencia tendrá a partir de ahora, sobre todo en las semanas quinta y sexta, cuando se espera el pico de la epidemia, ya que por ejemplo en 2004 hubo una tasa de 800 casos por cada 100.000 habitantes y en 2007 se redujeron a 200 casos.

Leal ha admitido que está habiendo “cierta saturación” de los servicios de urgencias de los hospitales (al igual que está ocurriendo en todo el país, “ya que las epidemias de gripe anuales son uno de los grandes retos asistenciales que tienen los sistemas sanitarios”) pero ha insistido: “Tenemos capacidad de reacción, tenemos un buen pulmón para dar respuesta al aumento de demanda”.

Asimismo, ha apuntado que la epidemia se ha adelantado con respecto al año pasado, que hay un aumento de los pacientes con problemas respiratorios y que está teniendo incidencia muy superior en pacientes de más de 80 años de edad, que son “más frágiles y más vulnerables a este tipo de infecciones”.

Esta circunstancia explica la situación en la que se encuentra el Complejo Hospitalario de Toledo, ya que el número de altas hospitalarias ha disminuido debido a la morbimortalidad de los pacientes ingresados, aumentando la estancia media, ha añadido Leal.

En cualquier caso, la directora gerente del Sescam ha asegurado que la demora media desde que se solicita el ingreso hasta que los pacientes ingresan sigue estando por debajo de las 12 horas y ha comentado que a día de hoy no hay ningún paciente que supere las 24 horas de espera.

Leal ha reiterado que como es imposible prever la incidencia, lo que procede es contemplar la activación y apertura de nuevas camas hospitalarias.

Y esto es lo que se ha estado haciendo desde diciembre, de forma que el Complejo Hospitalario de Toledo ha abierto 90 camas más y se han contratado 100 profesionales, mientras que el Hospital General de Ciudad Real ha habilitado 51 camas más y ha reforzado con 41 profesionales su plantilla.

A su vez, en el Hospital Universitario de Guadalajara se ha abierto una planta con 27 camas y se ha reforzado la plantilla con 28 profesionales y en el de Alcázar de San Juan se han habilitado 36 camas más y se han contratado 11 profesionales, ha explicado Leal, que ha agregado que en el resto de hospitales no ha sido necesario abrir nuevas camas, pero que pueden abrirse si es necesario.