Sociedad

La toledana Sylvia Ortega, una doctora internacional en Neurociencia comprometida con el Alzheimer

Licenciada en Biología con la especialidad de Neurobiología por la Universidad Complutense de Madrid, la toledana Sylvia Ortega Martínez acaba de convertirse en doctora internacional en Neurociencia después de que el pasado 5 de julio presentase su tesis en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, de cuyo tribunal recibió la calificación de apta.

Atrás ha dejado cuatro años y medio de estudio que le han llevado fuera de nuestras fronteras -concretamente a universidades e institutos científicos en Oxford, Leibniz y Washington- y a poner su grano de arena en los avances que se vienen realizando en relación al Alzheimer. 

Su investigación, que está pendiente de publicación, se ha centrado en la generación de las neural stem cells (células madres neuronales) en el desarrollo postnatal del cerebro, células que confieren al cerebro su capacidad plástica neuronal participando en procesos tan importantes como el aprendizaje, la memoria o el estrés. Se considera que son claves para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas. En segundo lugar, Sylvia Ortega ha profundizado en las implicaciones de los glucocorticoides en procesos de Alzheimer y cáncer. 

Sostiene que, si bien “es arriesgado decir que dentro de poco habrá una cura para el Alzheimer, ya que es una enfermedad más complicada de lo que se pensaba en un primer momento, es cierto que cada vez se está más cerca”, a lo que suma como punto a favor los intereses clínicos y de las farmacéuticas en sacar adelante un tratamiento efectivo que haga frente a la elevada incidencia de esta patología. Afirma que, a pesar de la falta de recursos, en nuestro país hay grupos de trabajo muy buenos que están haciendo una importante labor.

Desde el año 2007 los graduados pueden optar al doctorado internacional, un título que reciben cumpliendo tres requisitos: investigar durante tres meses fuera de España, entregar la tesis en inglés y que uno de los componentes del tribunal examinador sea extranjero. Gracias al carácter internacional son más las puertas que se abren. No en vano, esta joven toledana de 28 años -ejemplo de otro talento que no tiene más remedio que forjarse su futuro fuera de nuestras fronteras- tiene sus miras puestas en Estados Unidos y en Australia, donde le gustaría marcharse a investigar sobre Neurociencia, tentada por sus centros punteros pero también, y en cierto modo, obligada por la falta de apoyo en España.

Ponía el acento en cómo los recortes están afectando a la investigación en instituciones y centros españoles y en la pérdida de dinero y de riqueza que esto representa ya que “después de que el Estado te ha dado becas, al final es otro país el que se aprovecha de tu formación”.

Nacida en 1985, Sylvia Ortega se formó en los colegios públicos del barrio de Azucaica y “Garcilaso de la Vega”, continuando en el IES “El Greco”, donde consiguió matrícula de honor en Bachillerato. En su corta pero intensa carrera ha sido becada por el Ministerio de Educación -beneficiándose además del Programa de Formación del Profesorado Universitario- y ha pasado por el Instituto Cajal del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Universidad de Cádiz, la Universidad Complutense de Madrid y el Hospital Nacional de Parapléjicos.