La Junta les puede aplicar el protocolo de absentismo

Madres de Cañada del Hoyo (Cuenca), en huelga de hambre por la escuela rural

Varias madres de Cañada del Hoyo (Cuenca) tienen previsto comenzar el martes 25 una huelga de hambre “indefinida” para protestar por el cierre de la escuela rural de su municipio, uno de los 61 centros cerrados en Castilla-La Mancha por la Consejería de Educación.

Tras la negativa de la Consejería de Educación a mantener abierto el centro de Cañada del Hoyo, una de las progenitoras implicadas ha indicado a Efe que como el centro sigue cerrado, las madres han pensado hacer una huelga de hambre.

Esta madre, que ha preferido no dar su nombre, ha reconocido que llevar a cabo la huelga no será fácil, ya que algunas de ellas trabajan y otras tienen bebés en periodo de lactancia.

Desde que se conoció el cierre de la escuela de Cañada del Hoyo, los padres han defendido que este centro, con trece alumnos, supera el mínimo exigido -once escolares- para la continuación del centro.

Con el inicio del curso, los padres se negaron a que sus hijos asistieran al centro asignado en Carboneras de Guadazaón y organizaron sus propias clases en un recinto habilitado por el Ayuntamiento de la localidad.

Según el portavoz de los padres afectados, José Dionisio Béjar, el delegado de la Junta de Comunidades en la provincia de Cuenca, Rogelio Pardo, les ha comunicado que si no llevan a los niños a Carboneras de Guadazaón les aplicará el protocolo de absentismo.

“No vamos a ceder de ninguna manera” ha reiterado Béjar, quien ha apuntado que enviarán cartas denunciando la situación ante el Tribunal de Estrasburgo y el Defensor del Pueblo Europeo.

“Nos vemos desprotegidos en las zonas rurales” ha aseverado Béjar, quien asegura que no sólo están defendiendo a sus hijos sino también “la vida de los pueblos”.