Se desarrolla en Los Yébenes (Toledo)

"No quería depender de mis padres toda la vida"… El taller que "independiza" a personas con discapacidad o en riesgo de exclusión

Doce personas en riesgo de exclusión participan en un proyecto de formación dual gestionado por el Grupo Cecap Toledo, que no solo representa una oportunidad laboral, sino también un camino hacia una vida independiente. Esta es su labor diaria en la empresa de reciclaje RMT

Si la situación laboral ya es de por sí complicada, ser joven y sin apenas experiencia es todo un reto para encontrar trabajo. Ni hablamos ya si los candidatos son también personas con discapacidad física o psíquica. La integración laboral y social en estos casos puede ser misión imposible y hasta un infierno de decepciones y frustraciones.  Y si combinamos esto con necesidades especiales de aprendizaje, el panorama se complica todavía un poco más. Para acortar esta brecha el pasado mes de noviembre comenzó el Proyecto Crea, un programa de formación dual gestionado por el Servicio de Capacitación de Cecap Toledo.

Doce personas realizan prácticas hasta el próximo noviembre en la empresa Reciclajes Montes de Toledo (RMT) de Los Yébenes. Dedicada al reciclaje de equipos informáticos, la empresa compagina el trabajo diario con clases teóricas de acuerdo elaborado por Cecap. El objetivo es acompañar a los participantes durante su incorporación al mercado de trabajo. Para muchas de ellos es su primera experiencia laboral.

 

Sandra Villlamayor es una de las 54 candidatas y candidatos que se presentaron a la convocatoria. Ahora comparte piso con otras tres compañeras que también participan en el programa. El almacén de reciclaje se ha convertido en un entorno familiar donde se mueve con agilidad. Empezaron apenas hace dos meses y ya es capaz de identificar todos los componentes del PC. “Hemos estado viendo como se desmontan los ordenadores, los microprocesadores, etc”.

Rubén Sánchez, se esfuerza por que las 448 horas de formación sean participativas. Es su primera experiencia como profesor en un entorno como este y sin duda le ha reportado una nueva sensación: “Es ilusionante, hay mucha proactividad. Organizamos gymkanas para fijar los contenidos y los alumnos realizan sus propuestas durante las clases”.

De hecho tienen la idea de lanzar un canal de tutoriales en Youtube, también como una manera de romper distancias con las personas ajenas a esta realidad: “La idea es que ellos repasen lo aprendido a la vez que ayudan a quienes están en casa. Queremos que la gente se lo tome en serio”.

 

Además de lo estrictamente relacionado con el sector, se trata de que adquieran competencias laborales: “Aprender a hacer un curriculum, a controlar el contenido que se publica en redes, a gestionar su correo electrónico, etc”, explica Rubén Sánchez.

Una vez finalizado el periodo de prácticas, David Molina, director de operaciones de RMT, no descarta alguna incorporación en el área administrativa. Claro que todo depende del volumen de trabajo y de mercancía.

Por el momento son diez los meses de trabajo que quedan por delante: “se les van encargando diferentes tareas en función de los perfiles y en base a las necesidades que vayamos teniendo. Desmontaje es por ahora el área donde más de trabaja, en parte porque hemos empezado hace relativamente poco con los contenidos teóricos”.

Javier Cuenca, es otro de los alumnos del programa y lo vive con mucha ilusión. Después de pasar un tiempo en Toledo, vio la oportunidad de apuntarse a este proyecto y no lo dudó un segundo: “Pensé que ya era hora de trabajar, toda la vida no voy a depender de mis padres.” Por ahora, aprende a desmontar y clasificar componentes aunque ya ha tocado casi todas las secciones de trabajo.

Pensé que ya era hora de trabajar, toda la vida no voy a depender de mis padres

Un proyecto de formación para una vida independiente

Isabel Sánchez, preparadora laboral de Cecap en Los Yébenes, les asiste en todo el preoceso. Más allá de una oportunidad laboral, el proyecto CREA representa para ellos una oportunidad de independencia: “es un proyecto de vida autónoma”, explica Sánchez.

De las 12 personas que participan en el proyecto, 11 se han mudado a Los Yébenes. “Excepto una persona de Mora que viene en su propio coche, el resto están compartiendo piso con otros participantes”.

Cecap se ha encargado de la búsqueda de vivienda y de ayudarles a organizar tareas cotidianas del hogar, como limpieza, compras… Un impulso al municipio que ahora cuenta con nuevos vecinos: Sandra Villamayor, Javier Cuenca, Javier Bullido, Carmen Corrochano, María Sánchez, Enrique de Mora, Gema Díaz, Iván Sánchez, Pedro Fernández, Víctor Mateo, Raquel Rodríguez y Javier Sánchez.

“Se les está dando apoyo y material como, por ejemplo, un planning de tareas. Por lo menos para que lo tengan como referencia de qué orden seguir a la hora de limpiar el baño, la cocina, etc”, cuenta Sánchez.

Se les está dando apoyo y material como, por ejemplo, un planning de tareas. Por lo menos para que lo tengan como referencia

“La convivencia es a veces dura, nos tenemos que poner de acuerdo con la televisión, las cosas de la casa.”, cuenta Javier Cuenca, “Hay algún compañero que tenemos que estar más pendiente de él”.

El director del proyecto, Esteban Galindo, explica que muchas de estas personas ya venían recibiendo apoyo y que el proeycto Crea es un nuevo impulso: “Les explicamos las ventajas que tendrán laboralmenete a largo plazo y les animamos a continuar la formación. La mayoría viene del programa de vida independiente y llevan trabajando la autonomía unos años.”

150 personas con discapacidad se forman en empresas de CLM

El programa actual cuenta con una partida de 175.369,72 euros del Fondo Social Europeo que gestionan la Fundación Ciees y la empresa RMT. En total son 18 los proyectos que coordina la consejería de Economía, Empresas y Empleo en diferentes municipios de Castilla-La Mancha: ocho en Albacete, cinco en Ciudad Real, dos en Cuenca, dos en Toledo y uno en Guadalajara.

El sistema de eduación dual, que integra práctica y teoría en un mismo espacio, es un sistema pionero en Castilla-La Mancha que funciona desde 2016. En la actualidad participan 156 personas y 45 empresas con un presupuesto de dos millones de euros.