En Cuenca

11 Años de prisión para el hombre que asesinó a compañera de trabajo en 2011

La Audiencia Provincial de Cuenca ha condenado a Edmundo A.C. a diez años y medio de prisión por asesinato y a seis meses por tenencia ilícita de armas por asesinar en 2011 a su compañera de trabajo, B.M.R.L., de un disparo en la cabeza.

El juez de la Audiencia Provincial ha dictado sentencia en menos de 24 horas tras la lectura del veredicto del jurado popular, ayer a mediodía, y confirma las penas que había solicitado la Fiscalía y la acusación particular, y a las que se había adherido la defensa.

El auto del magistrado reconoce respecto al delito de asesinato “la concurrencia de la atenuante muy cualificada de reparación del daño” ya que el acusado había pagado las indemnizaciones a los familiares de la víctima, que trabajaba en el bar de una gasolinera en la CM-2015 en el término municipal de Mariana (Cuenca), propiedad de la familia del acusado.

En este sentido, refleja como hecho probado que “el acusado ha mostrado interés tanto en reducir los perjuicios que él ha causado como en la evolución económica que pueda tener en el futuro la familia de la víctima”, haciendo un “esfuerzo importante para mitigar las consecuencias de su acción”.

El auto refleja también como hechos probados el relato de los hechos que se incluyeron en el veredicto y que el acusado reconoció en su declaración del día 20: que la mañana del 3 de diciembre de 2011 decidió matar a su víctima por “desavenencias en el trabajo mantenidas en el tiempo”, que aprovechando que se quedaron solos en el bar la encañonó “de forma sorpresiva” con una escopeta de caza y disparó a escasos centímetros de su cabeza, causándole la muerte.

El juez ha matizado también en la sentencia que la víctima tenía 47 años en el momento de su muerte, y no 37 como debido a un error mecanográfico se incluyó en el objeto del veredicto.

Contra la sentencia cabe recurso de apelación ante la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla -La Mancha dentro de los diez días siguientes a la notificación.