Las partes han llegado a un acuerdo

Cinco años de cárcel para el acusado de atropellar a un hombre con el que discutió en Ciudad Real

Este acuerdo, previo al juicio previsto en la Audiencia Provincial, supone una rebaja de pena respecto a la petición inicial de ocho años por parte de la Fiscalía y de los 14 años solicitados por parte de la acusación particular

M.J.M., de 39 años, acusado de atropellar a un hombre con el que discutió en el barrio de la Granja de Ciudad Real, ha aceptado cumplir una pena de cinco años de cárcel, tras el acuerdo alcanzado entre Fiscalía y defensa y a la que se ha adherido la acusación particular.

Este acuerdo, previo al juicio previsto en la Audiencia Provincial, supone una rebaja de pena respecto a la petición inicial de ocho años por parte de la Fiscalía, al considerarlo un intento de homicidio y de los 14 años solicitados por parte de la acusación particular, al calificarlo como asesinato en grado de tentativa. Además se ha pactado una orden de alejamiento de la víctima de siete años frente a los nueve que se pedían en el escrito de acusación.

Una sesión que finalmente ha tenido que celebrarse para exponer los informes de los peritos respecto a la responsabilidad civil, ya que las partes no han mostrado conformidad al haber “una gran diferencia entre lo expuesto por los médicos forenses y lo dicho por un informe médico presentado por la acusación particular”, según ha indicado a los medios de comunicación el abogado del acusado durante uno de los recesos que ha sufrido la vista.

Dos informes que coinciden en marcar que la víctima sufre unas “secuelas” como consecuencia de las lesiones provocados por el atropello pero la acusación particular considera que estas son “superiores” a las que se marcan en el informe forense y que su representado “se va acordar siempre de los sucedido el 8 de diciembre de 2015 porque va a tener dolencias”, ha afirmado el letrado. Así las cantidades pedidas difieren de los entorno a los 12.000 euros pedidos por parte de la Fiscalía, a los 32.000 de la acusación particular.

Los hechos enjuiciados, que han quedado vistos para sentencia, sucedieron el 8 de diciembre de 2015 cuando el acusado comenzó a gritar y la víctima le increpó. Está actitud “molestó” al acusado que propinó un puñetazo a la víctima, de la que tuvo que ser separado por una tercera persona.

M.J.M. se alejó entonces en su coche amenazando a la víctima con que “le iba a matar” y volvió a los 10 minutos “a elevada velocidad” y “con la intención de acabar con la vida” de la víctima que estaba en un descampado, para lo que se subió a la acera, dobló una señal de tráfico y pasó por encima de ella.

Siguió acelerando y terminó impactando contra la víctima, que tuvo tiempo de apoyar un brazo que tenía escayolado en el capó del coche del acusado, de forma que le golpeó en un lateral y lo desplazó violentamente.

Finalmente huyó a gran velocidad colisionando con otros tres vehículos, por lo que la Fiscalía solicita una indemnización de 5.930,73 euros para la víctima; 2.737,92 euros para uno de los conductores y 1.061,50 para el otro -ya que el tercero ha renunciado-, además de 93,50 euros al Ayuntamiento de Ciudad Real por la señal que atropelló.