Cinco detenidos

Cae la red que operaba desde Mascaraque y que introdujo 26 kilos de cocaína escondida en un contenedor con piñas

La droga incautada venía escondida en el doble fondo de un contenedor de mercancías procedente de República Dominicana, el cual venía repleto de piñas tropicales. La investigación se centró en un vecino de Mascaraque, al cual estaba vinculado con empresas legales que eran utilizadas para transportar la droga

Imagen del registro en la finca de Mascaraque (Toledo)

Operación contra el tráfico de drogas en la localidad toledana de Mascaraque. La Guardia Civil y la Agencia Tributaria ha desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas y se han incautado 26 kilos de cocaína que venían escondidos en el doble fondo de un contenedor de mercancías.

Según informa el cuerpo armado, la droga venía procedente de la República Dominicana. En el marco de la operación Mascaraque se han detenido a cuatro hombres y una mujer como presuntos autores de delitos de tráfico de drogas, pertenencia a organización criminal, usurpación del estado civil, contrabando, falsificación de documentos y delito de tenencia ilícita de armas.

 

Estas personas habrían estado introduciendo en España droga procedente de Latinoamérica vía marítima, utilizando empresas dedicadas a actividades legales, sin que estas tuviesen conocimiento de la existencia de esta droga en los contenedores. De hecho los presuntos detenidos habrían, incluso, falsificado documentación de estas empresas, como sellos y anagramas comerciales.

La droga escondida en un contendor de piñas

El centro de la operación ha sido un hombre con domicilio en Mascaraque, el cual habría sido el creador o habría intervenido de alguna manera en la administración de dichas empresas, tal y como informa la Guardia Civil en la nota de prensa. Realizaba gran cantidad de importaciones por parte de la empresa que dirigía, pero no declaraba actividad comercial alguna y no tenía ningún cliente al que vender la mercancía legal que adquiría.

La operación conjunta la han llevado a cabo el Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA), de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo, así como el Área Regional de Vigilancia Aduanera de Castilla-La Mancha. De hecho, Guardia Civil y Agencia Tributaria, en el pasado mes de octubre, inspeccionó un contenedor que venía de la República Dominicana en el cual, a priori, solo había piñas tropicales. El destinatario final era una de las empresas investigadas y resultó que en el doble fondo se escondían los 26.260 gramos de cocaína incautada.

Los investigadores comprobaron que el destino final era una finca de Mascaraque, propiedad del principal investigado, y siendo él mismo el destinatario. A continuación se montó un operativo policial, el cual permitió detener al grueso de la organización. Se registró esta finca de más de 30.000 metros cuadrados y se halló un arma escondida en un armario.

Dos españoles, un mexicano, un rumano y un venezolano

Cuatro personas fueron detenidas entonces, entre ellos el cabecilla de la organización, de nacionalidad mexicana. Era quien trataba directamente con quienes les suministraban la droga, mientras que el vecino de Mascaraque era el encargado de gestionar las empresas y realizar las importaciones. También se ha detenido a dos personas de nacionalidades rumana y venezolana, que eras las encargadas de la logística.

Además, en la localidad segoviana de Palazuelos de Eresma, la Guardia Civil detuvo a una mujer de nacionalidad española, la cual era la encargada de la falsificación de documentos.

Los cinco detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Ocaña por los delitos de pertenencia a organización criminal, tráfico de drogas, usurpación del estado civil, contrabando, falsificación de documentos y delito de tenencia ilícita de armas.

Los más de 22.000 kilos de piñas tropicales que portaba el contenedor fueron donados a la entidad de Cáritas Diocesana de Toledo para actividades sin ánimo de lucro propias de esta institución.

En esta operación han colaborado con el EDOA de la Guardia Civil y la Agencia Tributaria, distintas Unidades de este Cuerpo Policial como la Usecic de la Comandancia de Toledo, el Servicio Aéreo, Gadex y Servicio Cinológico.