Se ha abierto expediente a la empresa concesionaria

Un concejal de Azuqueca agredido por un trabajador de la empresa que gestiona la piscina

El Ayuntamieto ha lanzado un comunicado condenando cualquier acción dirigida a "coaccionar o amedrentar" a los integrantes de la corporación municipal y ha pedido a la empresa que ofrezca el mejor servicio

El Ayuntamiento de Azuqueca de Henares (Guadalajara) ha condenado los “graves ataques” que ha sufrido un concejal de la corporación municipal por parte de uno de los empleados de la empresa concesionaria de la piscina cubierta.

En un comunicado, el alcalde de la localidad, José Luis Blanco, en representación de los grupos políticos del PSOE, PP, Ciudadanos e Izquierda Unida, ha condenado “de forma rotunda y contundente” los hechos ocurridos en las últimas semanas.

En concreto, ha rechazado “cualquier agresión, física o verbal, contra los miembros de la corporación municipal en el ejercicio de su legítima representación de los vecinos de Azuqueca de Henares”.

El alcalde, José Luis Blanco, ha lanzado un comunicado rechazando "cualquier agresión física o verbal"

Así, el comunicado reza que “los concejales están protegidos constitucionalmente para realizar con libertad y garantías su labor de defensa del interés público de aquellos a quienes representan como cargos electos”.

En este sentido, el Ayuntamiento ha solicitado “respeto escrupuloso” al trabajo fiscalizador de todos los miembros de la corporación, y ha considerado “intolerable” cualquier tipo de acción que tenga como objetivo “coaccionar o amedrentar” a cualquiera de los concejales y al propio alcalde.

El Ayuntamiento de Azuqueca ha abierto expediente a la empresa concesionaria

En el comunicado, el Consistorio ha informado de que ha iniciado el expediente de responsabilidad contractual contra la empresa concesionaria “para garantizar el mejor servicio”, y en este sentido ha exigido a la empresa concesionaria “La Alameda Agua y Salud” que preste “el mejor servicio” en la instalación municipal.

Por último, ha pedido a la empresa que “cumpla escrupulosamente” con el pliego de condiciones y garantice la calidad del servicio a la ciudadanía de Azuqueca de Henares, así como que “respete los derechos de todos los trabajadores”