Seis detenidos, miembros de una banda

Cultivaban marihuana en la provincia de Toledo y la vendían en países europeos

Fueron arrestados en Esquivias, Illescas y Ugena; además de en Le Boulou (Francia) y en Lozoyuela (Madrid). Se ha desmantelado un laboratorio indoor con 1.400 plantas y más de 85 kilos de esta droga envasados al vacío y ya preparada para su transporte

Uno de los detenidos en la operación realizada por la Guardia Civil.

La operación se llamó Breo y culminó con la detención, por parte de la Guardia Civil, de seis personas con edades comprendidas entre los 31 y los 52 años por los presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal, cultivo o elaboración de estupefacientes y tráfico de drogas. Cultivaban marihuana en la provincia de Toledo y luego la transportaban a países de la Unión Europea.

Detenciones que se han realizado en las localidades toledanas de Esquivias, Illescas y Ugena; en Lozoyuela (Madrid) y en Le Boulou (Francia). Los registros domiciliarios se realizaron en Esquivias y Ugena, de donde se ha desmantelado un laboratorio indoor de marihuana con nada menos que 1.400 plantas y más de 85 kilos de la droga envasada al vacío y ya preparada para su transporte.

Marihuana que se cargaba en una nave de El Viso de San Juan

Fue el Equipo de Delincuencia Organizada (EDOA) de la Unidad Orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo quien inició la investigación sobre varias personas que frecuentaban una nave alquilada en el polígono industrial El Cristo, en El Viso de San Juan (Toledo), por su posible relación con una organización delictiva que se dedicaba a la elaboración, el cultivo y la venta de estupefacientes.

Comprobaron que era un grupo perfectamente organizado y estructurado, que formaban personas ecuatorianas y polacas, y cada uno tenía una función específica. Los ecuatorianos eran los encargados del cultivo y la elaboración de la marihuana, mientras que los polacos eran los responsables del traslado a distintos países de la Unión Europea.

Vivían en diferentes localidades, no se empadronaban y utilizaban una docena de vehículos distintos en los que no figuraban como titulares, con el fin de dificultar una posible investigación policial.

Con todos estos datos, la Guardia Civil informó, a través de Europol, a las autoridades francesas sobre las actividades delictivas de estas personas. El 30 de septiembre de 2018, en Le Boulou y durante un control policial, descubrieron una furgoneta con 22 bolsas de marihuana selladas al vacío, ocultas en una doble pared de madera en el interior del vehículo y en el maletero, con un peso de 25 kilos.

Un mes después, el 31 de octubre, la Guardia Civil interceptó otro transporte y detuvo a un delincuente cuando circulaba con su camión por la autovía A-1 (Madrid-Burgos), en el término municipal de Lozoyuela. En el interior había 25 kilos de droga ocultos entre la carga. Conductor que realizaba un transporte legal pero que había modificado su itinerario para cargar la droga en una nave del polígono industrial de El Viso de San Juan, por lo que fracturó el precinto del vehículo.

Y ahora, en enero, los agentes han culminado la operación con cuatro detenciones llevadas a cabo en Ugena, Esquivias e Illescas, donde también había gran cantidad de droga.

op_breo_toledo_editada.Imagen fija001