Un hombre de 29 años

Detenido por utilizar la tarjeta de un toledano para hacer compras en Málaga

Una investigación que comenzó por una denuncia puesta por un vecino de Toledo, quien detectó que habían realizado un cargo en su tarjeta sin su autorización. E indicó que los objetos comprados se iban a retirar en un comercio malagueño

Ilustración de Andrés Collado Rodríguez.

Un hombre de 29 años y de nacionalidad marroquí ha sido detenido como presunto autor de los delitos de estafa y falsedad documental por utilizar la tarjeta de crédito de un vecino de Toledo para realizar compras en Málaga, tal y como ha informado la Policía Nacional.

Además, se hizo pasar por otra persona y entró en un comercio de la capital malagueña para retirar un paquete de compras realizado mediante el uso fraudulento de una tarjeta de crédito que no era suya. Los agentes le intervinieron 13 teléfonos móviles de última generación debidamente empaquetados y precintados, dos auriculares inhalámbricos y una carta de identidad francesa que estaba falsificada.

La Policía Nacional montó un dispositivo en torno al establecimiento de Málaga

Una investigación que comenzó por una denuncia puesta por un vecino de Toledo, quien detectó que habían realizado un cargo en su tarjeta sin su autorización. E indicó que los objetos comprados se iban a retirar en un comercio malagueño.

Por lo que la Policía Nacional estableció un dispositivo de vigilancia en torno a este establecimiento y después de tres días, el viernes 4, sobre las dos de la tarde, los agentes vieron cómo un individuo retiraba los paquetes objeto de la vigilancia y de inmediato fue interceptado.

El detenido, nacido en Nador (Marruecos), también estaba siendo investigado por un presunto delito de estafa por la Guardia Civil de Granada.

Tras ahondar en sus pesquisas, el arrestado forma parte de una organización criminal especializada en la comisión de estafas mediante la técnica del phising, organización en la que, junto a otro individuo, ejercía el papel de dirigente principal. El mismo día de su detención había comprado productos, de forma fraudulenta, por valor de más de 9.000 euros.