daban muerte a todo animal que encontraban

Detenidos en Cañete (Cuenca) dos furtivos que crearon alarma social por su actuación desmesurada

En la parte del maletero de su vehículo los agentes descubrieron cuatro cabezas de animales, tres de ellas pertenecientes a gamos y la otra, que todavía sangraba de forma líquida, de un ciervo

Efectos incautados por la Guardia Civil de Cuenca.

La Guardia Civil de Cuenca, tras varios meses de investigación, ha detenido en la localidad de Cañete a dos hombres, vecinos de la localidad de Torre Pacheco (Murcia), por un delito contra la protección de la flora y la fauna, al llevar a cabo actividades de caza con medios prohibidos, sin autorización del titular cinegético y ser sorprendidos con cuatro trofeos de gamo y ciervo.

La investigación se inició el pasado mes de junio cuando componentes del puesto de la Guardia Civil de Cañete tuvieron conocimiento de una posible comisión de hechos delictivos por parte de una banda de cazadores furtivos que practicaban la caza de forma ilegal por los cotos pertenecientes a las localidades de Cañete, Salvacañete o Zafrilla, todas ellas pertenecientes a la provincia de Cuenca.

Estos individuos estaban causando gran alarma social, ya que provocaban entre los usuarios de los cotos de caza de la zona un sentimiento de desprotección, impotencia y desazón, por una actuación desmesurada e irrespetuosa hacia el equilibrio natural, ya que daban muerte a todo animal que encontraban por su camino sin importar si era época o zona permitidas para el ejercicio de la caza.

Gracias a las labores de investigación de la Guardia Civil, los indicios indicaban que esta banda podría estar formada por personas que venían de la Región de Murcia.

cañete2

 

Con esta información, los agentes de la Benemérita centraron la investigación en la localización de vehículos y personas, no habituales en la demarcación, intensificando la vigilancia y control en los lugares por donde era previsible que pudieran circular, con el objeto de sorprenderlos en el momento de cazar o a la vuelta del ejercicio de la caza, de forma ilegal y poder proceder contra ellos de forma administrativa o penal.

Así, en la madrugada del pasado día 15 a 16 de octubre, tras un operativo montado por la Guardia Civil, se detectó un vehículo todoterreno color oscuro, posiblemente uno de los utilizados por la banda.

Los agentes detuvieron el vehículo con el fin de identificar a su ocupantes, observando dos rifles y que el copiloto portaba entre las piernas un visor térmico con un acople para rifle, un visor térmico y visor nocturno, ambos encendidos y preparados para su uso.

Además, en la parte del maletero del vehículo descubrieron cuatro cabezas de animales, tres de ellas pertenecientes a gamos y la otra, que todavía sangraba de forma líquida, de un ciervo.

Ante todo lo observado y tras las comprobaciones tanto de la documentación que les pudiera habilitar, como la legalidad del porte y uso de los instrumentos y efectos encontrados, la Guardia Civil procedió a la detención de estas personas por la comisión de un delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, prescrito en el Artículo 335.2 de la Ley 10/1995 del Código Penal, notificándoles además varias infracciones administrativas a la Ley de Caza para su sanción por la Autoridad competente.

La Guardia Civil incautó, además, de dos rifles, visores térmicos, visores nocturnos, varias emisoras y otros instrumentos prohibidos para el ejercicio de la caza a mano.

Los detenidos, junto con las diligencias instruidas por la Guardia Civil de Cañete, fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de los de Cuenca capital.