Se encontró un casquillo junto al cadáver

Dos investigados tras la aparición de un ciervo decapitado en Alcaraz (Albacete)

El ciervo apareció en 2016 decapitado en Alcaraz y tras la una prueba balística e identificar el arma con el que fue cazado, la Guardia Civil investiga a dos personas por un delito contra la fauna

Imagen del rifle intervenido en Albacete.

La Guardia Civil investiga a dos personas por un delito contra la protección de la flora, fauna y animales domésticos. Uno es vecino de Villanueva de Fuente (Ciudad Real) y tiene 33 años, el otro es de Santomera (Murcia), de 29 años de edad. La investigación de este presunto delito comenzó a raíz de la aparición de un venado decapitado en diciembre de 2016 en la localidad albaceteña de Alcaraz.

El ejemplar de la familia de los cérvidos (ciervo) fue encontrado por un agente medioambiental de Castilla-La Mancha, quien denunció el caso ante la Guardia Civil. El Servicio de Protección a la Naturaleza (Pacprona) comenzó a indagar en el caso y en el lugar donde se mató al animal hallaron un casquillo del calibre 338Win.

La patrulla del Pacprona identificó a dos ocupantes en un todoterreno que portaban un rifle del mismo calibre del casquillo y observaron indicios de que pudieran dedicarse al furtiveo. El arma fue intervenida para comprobar una posible coincidencia con la vaina que fue encontrada junto al ciervo.

La prueba balística realiza sobre el rifle dictaminó que el casquillo encontrado junto al cadáver del venado se disparó desde el arma incautada. Ahora de este caso se encarga el Juzgado de Instrucción de Alcaraz, que ya cuenta con las diligencias que instruyó la Guardia Civil sobre este caso.