Ocurrió en enero

Estafan 3.400 euros a una anciana por el timo del tocomocho en Ciudad Real

La Policía Nacional ya ha detenido al hombre que hizo de "gancho", mientras que tiene identificada a la mujer que hizo de "tonta"

Imagen de archivo de la Policía Nacional de Ciudad Real. Siguen buscando a la mujer que hizo de tonta en el timo.

Una mujer de avanzada edad fue estafada, la sustrajeron 3.400 euros, en Ciudad Real por el timo del tocomocho (se comete con un billete de lotería falso pero que se intenta vender como premiado a un precio inferior al de su premio porque supuestamente le urge el dinero al timador y está dispuesto a “perder” una cantidad con tal de cobrarlo cuanto antes) en enero y ahora la Policía Nacional ha detenido a una persona, que supuestamente es la que hizo de “gancho”. Además, continúa la investigación para detener a su colaboradora.

La “tonta” y el “gancho” actuaron en un nuevo timo del tocomocho

Los presuntos autores fueron una mujer y un hombre. La primera hizo de “tonta” y le contó a la señora que tenía billetes de lotería premiados; mientras que él hizo de “gancho”, que es la persona que se acerca y convence a la víctima para que no deje pasar esa oportunidad y aporte dinero para hacerse con los billetes de lotería supuestamente premiados. Que luego, como bien se pueden imaginar, no lo están.

Pues tras engatusar a la víctima, ambos estafadores consiguieron que subiera con ellos a un vehículo y la acompañaron hasta una entidad bancaria, donde retiró el dinero que entregó a los estafadores y quienes, posteriormente, buscaron una excusa para que se bajara del coche e irse de allí.

Los dos supuestos autores de los hechos han sido identificados y se ha detenido al hombre.

Uno de los timos más viejos pero que continúan en vigor. De ahí que la Policía Nacional aconseje desconfiar de aquellas personas que se acercan con cualquier excusa y no las conozca; no acepte propuestas ventajosas que le ofrezcan en la calle, ya que puede ser un timo; evite llevar grandes cantidades de dinero en efectivo; procure ir acompañado de personas de confianza a la hora de realizar cobros o pagos de cierta importancia; no se suba nunca a vehículos de desconocidos por muy halagador que nos parezca el ofrecimiento; y no dude en llamar a la Policía ante cualquier duda o sospecha.