Su familia lo busca afanosamente

Siguen buscando al anciano desaparecido y visto en Talavera, que sufre demencia senil

Ha contado su hijo que lo que pudo pasar fue que el desaparecido (lo está desde el pasado lunes), que estaba en Pedro Bernardo junto a su mujer para pasar el verano, se desorientara y pidiera a alguien que le llevara a Talavera, donde vivió y trabajó, esto último de profesor en el colegio Cristóbal Colón

Cartel publicado por SOS Desaparecidos.

Un amplio dispositivo de búsqueda se ha puesto en marcha para localizar al anciano Juan Manuel Botija, un hombre de 73 años que desapareció el pasado lunes, en su localidad natal de Pedro Bernardo (Ávila), pero que fue visto ese mismo día en la ciudad toledana de Talavera.

El anciano sigue sin aparecer

Según ha explicado hoy su hijo, Samuel Botija, la desaparición se produjo en torno a las 19:30 horas, aunque ha precisado que esa misma jornada un amigo de su padre aseguró haberlo visto sobre las 21:30 horas en Talavera, concretamente en la confluencia de las calles Joaquina Santander y General Moscardó.

No obstante, el amigo de Juan Manuel Botija no comunicó esta circunstancia hasta tres días después de lo ocurrido, concretamente el jueves 7 de junio, cuando vio en la ciudad carteles en los que se informaba del suceso.

Del mismo modo, el portavoz de la familia ha comentado que una amiga de la esposa ha afirmado haberlo visto el martes y el miércoles en la avenida de Juan Carlos I, en dirección a la Estación de Tren.

Sobre este punto, el hijo del desaparecido ha señalado que su padre es “incapaz” de subirse por su cuenta a un tren, debido a que sufre desde hace algún tiempo demencia senil.

Y ha apuntado que el extravío se puede haber producido porque su padre, que en el momento de la desaparición estaba en Pedro Bernardo para pasar allí el verano junto a su mujer, “se desorientara, parara a algún coche y pidiera que lo llevaran a Talavera”, ciudad en la que ha vivido siempre y trabajado como profesor en el colegio ‘Cristóbal Colón’.

Samuel Botija ha indicado también que la última pista que tienen de su padre procede de una chica cuya identidad desconocen y que ha comentado que le vio el jueves en el Hospital General ‘Nuestra Señora del Prado’ de Talavera.

También ha dicho que la familia está muy extrañada por no tener más noticias, “porque se fue sin gafas y sin dinero y, en algún sitio, ha tenido que comer o beber”.

En estos momentos, la búsqueda se está centrando en las afueras de Talavera y en las zonas aledañas a los ríos Tajo y Alberche, ya que “mi padre siempre ha sido un hombre muy campestre”, ha subrayado Samuel.

Cuando Juan Manuel Botija desapareció vestía pantalón beige, jersey verde y zapatillas de deporte de color blanco.

Las personas que lo hayan visto pueden comunicarlo al teléfono de emergencias 112, a los números de móvil 642 650 775 y 649 952 957, y al correo electrónico sosdesaparecidos@sosdesaparecidos.es.

La familia también está llevando a cabo una campaña informativa a través de las diferentes redes sociales.