Los extranjeros pagaban entre 1.000 y 2.000 euros

Suplantaban la identidad de extranjeros para que aprobaran el examen de A2 en español

Se trata de una operación de la Policía Nacional en varias provincias, que se ha saldado con 47 detenidos, dos ellos en Guadalajara y uno en Cuenca

Imagen de archivo de una aula en la que se desarrolla un examen.

Suplantaban la identidad de ciudadanos de nacionalidad extranjera para que pudiesen tener el certificado de nivel A2 (DELE A2) en lengua castellana. Como resultado de la operación Lepanto, la Policía Nacional ha detenido a 47 personas de diferentes nacionalidades como presuntos autores de delitos de falsedad documental y ursurpación de identidad. Los arrestos se han producido dos en Guadalajara, uno en Cuenca, 17 en Barcelona, 16 en Valencia, seis en Mallorca, dos en Jaca (Huesca), dos en Ávila y uno más en Soria.

La trama de la operación consistía en que previo pago, extranjeros residentes legalmente en España, pero no hispanohablantes, pagaban entre 1.000 y 2.000 euros para aprobar el examen, uno de los requisitos para poder obtener la nacionalidad española.

Las pesquisas policiales se inicial en Valencia, donde los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de esta organización. Allí averiguaron que estas personas extranjeras pagaban a unas terceras para que con su propio DNI o falsificando el documento realizasen la prueba por ellos.

El precio variaba dependiendo si solo se requería el examen de idioma o si también se pretendía que realizasen por ellos la prueba de conocimiento general y cultural. El precio también dependía de la nacionalidad del aspirante y la de la dificultad que se le atribuyese a la misma para aprender el castellano.