LOS HECHOS OCURRIERON EN AZUQUECA

Un testigo protegido asegura que uno de los acusados golpeó al fallecido

Durante el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Guadalajara, ha relatado que habló minutos antes con el fallecido y le dijo que se fuera de allí porque pensaba que podía ocurrir algo

Imagen del juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Guadalajara. Foto - Europa Press

Un testigo protegido ha declarado que los acusados de la muerte de un hombre de 39 años tras recibir una paliza en 2016, en Azuqueca de Henares (Guadalajara), participaron en una discusión con el fallecido y que uno de ellos, P.G., le propinó un puñetazo.

Así lo ha manifestado este jueves en el juicio que se celebra en la Audiencia Provincial de Guadalajara contra cinco personas, dos acusados como autores y otras tres personas como cómplices, para los que el fiscal solicita 14 años y 8 años de prisión, respectivamente, mientras la acusación particular pide para ellos 25 años por considerar los hechos un asesinato.

El testigo protegido, propuesto por el ministerio fiscal, ha declarado por videoconferencia y tan sólo se ha podido escuchar su voz distorsionada para evitar que fuera reconocida.

Ha relatado que habló minutos antes con el fallecido y le dijo que se fuera de allí porque pensaba que podía ocurrir algo, ya que la víctima tenía una actitud de encararse con el grupo de cinco o seis jóvenes que se encontraban en la calle.

En ese grupo de jóvenes ha identificado a los dos acusados como presuntos autores materiales: P.G., boxeador amateur, y S.S., amigo de éste y en permiso penitenciario en el momento de los hechos.

Según ha declarado, vio al fallecido discutir con el grupo y P.G. le dio un puñetazo, aunque ha afirmado que no recordaba dónde ni con qué fuerza, algo que antes sí había concretado, igual que ha dicho no recordar si S.S. pegó a la víctima en el suelo y si algún otro le dio golpes de desprecio.

El testigo protegido ha señalado que tras los hechos se fue, pero volvió a la media hora y vio el cuerpo de la víctima en otro lugar, apoyado en la pared, y ha añadido que, aunque no quiso acercarse, intentó llamar a la ambulancia pero no tenía batería en el móvil.

En la vista de hoy también han declarado otros ocho testigos, entre ellos el portero del local, que ha asegurado que no hubo discusión ni problemas esa noche en el pub, y un conocido de la mujer de la víctima, quien ha señalado que el fallecido estaba borracho y que le dijo que se fuera con su familia para evitar problemas.