Mar G. Illán

Que nadie se calle

¿Por qué empiezan por las mujeres?

Quién paga por los asesinatos, las violaciones, las palizas, las vejaciones, los insultos y las carreras o expectativas profesionales truncadas de tantas y tantas mujeres, obligadas a obedecer y/o renunciar a casi todo cuando la única ley era la de aplicar las costumbres inspiradas por el machismo