sábado, 24 de septiembre de 2022
Fragmento de la conversación entre Elena Cañizares y sus compañeras de piso.
Fragmento de la conversación entre Elena Cañizares y sus compañeras de piso.
La historia más comentada en las redes sociales - 23 noviembre 2020

Imagina que das positivo en Covid-19 y te echan de tu casa solo por haber contraído la enfermedad. Das positivo en Covid-19 y de repente te obligan a hacer precisamente lo que más teme todo el mundo en esta pandemia: poder contagiar a tus seres queridos que tienen patologías. Pues en ese callejón sin salida metieron las compañeras de piso a Elena Cañizares, una estudiante de Enfermería de Ciudad Real.

Tras conocer que había sido positivo en la Covid-19 Elena informó a sus tres compañeras. Les decía que se aislaría en su habitación y que solo tendrían que llevarle un tupper calentado para que pudiese comer. Pero seguro que jamás imaginó la respuesta que recibiría.


Las compañeras le dijeron que se fuese con sus padres, a Almagro, los cuales tienen más de 60 años y patologías, concretamente su padre tiene problemas del corazón y su madre, hipertensión.

La propia Elena Cañizares compartió la conversación por Whatsapp que mantuvo con sus compañeras, después de haberle transmitido por videollamada que querían que se fuera de la casa. Un hilo que tuvo decenas de miles de retweets y de «me gusta».

«Elena, que tienes coche, que te coges tus cosas y te vas a tu casa y no propagas nada, infectas lo mismo que si te quedas en el piso e infectas a todo el piso», le decía una de las compañeras, la misma que decía que conocía «80.000 personas» que se habían saltado la cuarentena siendo positivo para irse a otro lugar, algo que no está permitido por la normativa sanitaria, tal y como le recordó la rastreadora a Elena.

La afectada lo único que les pidió era que le calentaran un tupper, para así no tener que salir de la habitación, a lo que otra compañera contestó: «Tenemos nuestra vida, no tenemos por qué estar en esas condiciones. Para eso tienes tu casa. No tienes por qué afectar a otras familias teniendo tu casa».

«Tú te quieres quedar ahí a costa de que otras tres personas se tengan que joder y no puedan ir al piso a hacer su vida normal. Tenemos universidad y gimnasio y tú no piensas en eso», seguían con los reproches las compañeras.

Precisamente esa afirmación del gimnasio fue una de las que más revuelo ha causado en las redes sociales, donde muchos usuarios ironizaban que el gimnasio era más importante que la vida de los padres de Elena.

Una historia que se ha vuelto viral

Ese impactante hilo de Twitter, que ha recibido cientos de miles de interacciones, ha sido de lo más comentado este domingo en las redes sociales, y no es para menos. Personajes públicos de diversa índole y medios de comunicación de todo tipo se han hecho eco de una historia donde la solidaridad brilla por su ausencia. Y es que, por si fuera poco, una de las compañeras amenazó con denunciarla por haber publicado la historia.

(Visited 147 times, 1 visits today)