fbpx
jueves, 1 de diciembre de 2022
policía nacional, arresto, detención, esposas, coche policía
Vehículo de la Policía Nacional. Imagen de archivo.
CONDENADA EN CIUDAD REAL - 11 marzo 2022 - Ciudad Real

La Audiencia Provincial de Ciudad Real ha condenado a 21 años de cárcel a una mujer por intentar quemar a su familia prendiendo, intencionadamente, fuego a la vivienda en la que residían su marido y sus dos hijas.

Tres delitos de asesinato alevoso

Así lo recoge la sentencia a la que ha tenido acceso EFE este viernes, en la que se la condena a esta mujer por tres delitos de asesinato alevoso en las personas de su marido e hijas, con el agravante de parentesco, y el atenuante muy cualificado de alteración psíquica.


La sentencia considera probado que, con evidente ánimo de atentar contra la vida de quien había sido su pareja sentimental y de las hijas de ambos, en junio de 2020, sobre las 6:45 horas, cuando se encontraba en el que era el domicilio familiar en Ciudad Real y, aprovechando que los otros tres se encontraban durmiendo en la habitación de la vivienda y con la puerta cerrada, bajó la persiana del balcón, prendió fuego a las cortinas e hizo lo mismo con un cojín que situó en la puerta del dormitorio.

Obstruyó la única salida que tenían para dificultar la huida 

De esta forma, buscó que estuvieran indefensos ante el fuego obstruyendo la única salida que tenían y dificultando seriamente su posibilidad de huida del fuego y después se marchó de la vivienda, aunque se quedó por los alrededores. Alertado por el humo y el ‘duermevela’ que mantenía ante el temor de cualquier acción de su ex pareja, habida cuenta su enfermedad, éste se levantó y al abrir la puerta del dormitorio se percató de la existencia del incendio, procedió a apartar el cojín y desalojó a sus hijas hasta la puerta del domicilio.

Posteriormente, llamó a la Policía, que acudió en poco tiempo y observó que la mujer se encontraba cerca del domicilio familiar.

Antes de ser condenada residió en un albergue de transeúntes en Madrid

Trasladados a un centro hospitalario de urgencia, las hijas menores tuvieron que ser atendidas pues presentaban síntomas de quemaduras y de inhalación de humos, mientras que el padre también fue atendido de quemaduras cutáneas.

Tras estos hechos, la condenada se fue a Madrid, donde residió en un albergue de transeúntes, hasta que fue detenida y puesta a disposición del juzgado que acordó su prisión provisional comunicada y sin fianza.

(Visited 1.064 times, 1 visits today)