fbpx
jueves, 26 de mayo de 2022
Plano del proyecto para la reforma de la vivienda.
Mañana se denegará en Junta de Gobierno - 13 noviembre 2017

El alcalde de Guadalajara, Antonio Román, ha indicado hoy que los informes técnicos del Consistorio entienden que la solicitud de licencia de obra del dúplex del duque en el Palacio del Infantado no cumple la ordenanza por lo que mañana será denegada en Junta de Gobierno.

Así lo ha confirmado a los medios de comunicación el alcalde de Guadalajara, después de que el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Guadalajara, Daniel Jiménez, lo haya desvelado a primera hora de hoy.


La decisión se hará oficial en una Junta de Gobierno Local convocada para mañana martes, en función de informes técnicos y jurídicos que datan, el primero de ellos, de hace más de un mes, según ha informado hoy en nota de prensa el PSOE.

El POM de Guadalajara no contempla el uso que buscaba el Ministerio

El motivo de denegación de la licencia es la existencia de una incompatibilidad urbanística, recogida en la ordenanza 09 del actual Plan de Ordenación Municipal (POM), entre el uso público del palacio y la existencia de una vivienda privativa dentro del edificio, puesto que la ordenanza solo establece la opción de residencia para guardeses o personal del Palacio.

El alcalde ha sugerido que «si quieren modificar el proyecto, a juicio de los técnicos municipales, esa vivienda cabría en las viviendas que hay en el propio palacio, como la de la antigua bibliotecaria que ha estado viviendo décadas allí».

Jiménez ha indicado que el primer informe de los técnicos municipales que establece la imposibilidad de autorizar la construcción de la vivienda del duque en el palacio del Infantado lleva fecha del 9 de octubre, mientras que el informe jurídico que confirma lo expuesto en el anterior se realizó el 16 de octubre y tiene firma electrónica del día 23 de ese mismo mes.

El PSOE denuncia una falta de transparencia

«Por tanto, el alcalde no ha sido todo lo transparente que requería una situación que ha generado tanta sensibilización entre la sociedad de Guadalajara», ha subrayado Jiménez, pues ha denunciado que «desde el 9 de octubre, Román conocía que los técnicos informaban en contra de esa licencia de obra y no dijo nada, por ejemplo, cuando se reunió con representantes de la Plataforma Abraza el Infantado el día 18 del mes pasado».

En su opinión, lo que está claro es que «la actuación del Gobierno de España no ha sido la correcta, gastando miles de euros en un proyecto que la normativa urbanística de Guadalajara hace inviable, ni tampoco lo ha sido la de Román en la gestión de una información relevante que él conocía desde el 9 de octubre»·.

[ze_summary text=»El portavoz municipal del PSOE pide que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes abandone las intenciones de construir el ático»]

El portavoz municipal del PSOE pide que el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes abandone las intenciones de construir el ático[/ze_summary]

El portavoz municipal socialista ha instado al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y al duque del Infantado a negociar un cumplimiento de la sentencia que pase por una indemnización, pero abandonando toda intención de construir una vivienda de lujo en el palacio.

Por su parte, el Grupo Municipal Ahora Guadalajara ha mostrado su satisfacción por la previsible denegación de la licencia de obra y ha asegurado en una nota de prensa que «es el momento de dejar de hablar del dúplex y empezar a hablar de las inversiones que necesita el Palacio».

De las aspiraciones de Méndez de Vigo para «cumplir la Ley», a la actualidad

Desde hace meses, uno de los lugares más emblemáticos de Guadalajara, ha estado rodeado de polémica tras el anuncio del Ministerio de Cultura de ejecutar unas obras en ese lugar. Hablamos del Palacio del Infantado, sede del Museo Provincial de Guadalajara, e inmueble que fue donado por la Casa del Infantado en los años 60 al Estado. Ahora, el Ministerio que dirige Íñigo Méndez de Vigo, pretendía ejecutar las obras «de acondicionamiento de la última planta del torreón» del Palacio, para «vivienda del duque», tal y como aparece en la licitación.

Este proyecto, que fue retomado después de ser licitado en 2016, pretende crear, según denuncia la Asociación de Amigos del Museo de Guadalajara, «una vivienda de 400 metros cuadrados dentro del Palacio», para uso exclusivo de la familia De Arteaga, de la Casa del Infantado. Desde la asociación, denuncian, la casa del duque les dejaría «sin un trozo del Palacio e hipotecará el futuro del museo provincial más antiguo de España», además de que cifran en medio millón de euros los costes de la reforma.

Lo cierto es que en la licitación el único importe que aparece es de 21.175 euros para esta obra que incluye la redacción del proyecto básico y la ejecución del mismo. La fecha de esta adjudicación es agosto de 2016, aunque no se ha ejecutado hasta el momento, y es ahora cuando el Ministerio ha vuelto a poner cartas sobre el asunto del llamado «dúplex» en el Palacio.

[ze_image id=»199260″ caption=»Anuncio de adjudicación de la contratación del Estado. » type=»break_limited» src=»http://ecmadm.encastillalamancha.es/wp-content/uploads/2017/09/Sin-título-1.jpg» urlVideo=»» typeVideo=»» ]

 

El actual titular de la Casa del Infantado es el duque Íñigo de Arteaga y Martín, hijo y sucesor en el título nobiliario de su padre, Íñigo de Arteaga y Falguera, que fue el titular del edificio cuando se acordó mediante escritura la cesión del Palacio al, por entonces, Ministerio de Educación nacional. El edificio estaba en ruinas tras el bombardeo de la legión Cóndor en la ciudad.

El palacio está cedido al Ministerio de Cultura tras la derivación de la cesión que firmó la familia en 1960, por lo que el uso de buena parte del edificio es de gestión pública, aunque la familia De Arteaga pretende volver a tener una reserva de estancias para un «uso ocasional».

En el año 2007, el entonces Duque del Infantado, Íñigo de Arteaga y Falguera -que falleció en 1997-, interpuso una demanda al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes por el que se pedía la revocación de la donación realizada en 1960, con el objetivo de que se devuelva «la mitad indivisa del bien» al Duque. Ello se debía, según aparece en la sentencia, a que la parte demandada -el Ministerio de Educación-, no había cumplido con la «carga impuesta en la escritura de donación», por la que se donaba la «mitad indivisa» del edificio.

[ze_summary text=»Los duques demandaron al Estado por no haberse cumplido las escrituras, después de casi 50 años»]

Los duques demandaron al Estado por no haberse cumplido las escrituras, después de casi 50 años[/ze_summary]

 

En 1960, ya en las escrituras de donación, se establecía el disponer de las dependencias necesarias en el Palacio para uso personal de «manera ocasional y utilizarlas como museo y Archivo familiar», según se puede leer en la sentencia. En el juicio celebrado años atrás, tras la demanda, por su parte, el Estado alegó que «siempre se ha querido dar cumplimiento» a esa disposición, pero que hubo «circunstancias que habían dificultado el proceso».

El Estado defendía por entonces que «la reserva de dependencias en el interior del Palacio supondría un incumplimiento de criterios de seguridad para el museo de Guadalajara», así como una incompatibilidad para su funcionamiento.

 

El fallo de la sentencia, en 2009, condenó al Ministerio de Cultura a dar cumplimiento de lo acordado en las escrituras: «reserva con carácter permanente de las dependencias que en su día se señalen», para que quien ostente el título de Duque del Infantado «pueda habitar personalmente en ellas, de manera ocasional y utilizarlas como museo y Archivo familiar», aunque no se hace una expresa imposición de costes.

En la sentencia, la abogacía del Estado propuso realizar un nuevo apartamento adjunto al Palacio del Infantado para vivienda de la familia De Arteaga, a lo cual se opusieron, en base a lo firmado en las escrituras anteriores.

La licitación del servicio para la redacción del proyecto básico y de ejecución de las obras de acondicionamiento de la última planta del torreón del Palacio del Infantado para vivienda del duque tuvo un importe base de 21.175 euros, y fue concedida al arquitecto Carlos Vallejo, por un valor de 20.933 euros, para ejecutar en un periodo de tres meses.

(Visited 34 times, 1 visits today)