fbpx
jueves, 5 de agosto de 2021
Un Día en Castilla-La Mancha... piérdase en la belleza extraordinaria de las provincias de Toledo y Cuenca
Un Día en Castilla-La Mancha... piérdase en la belleza extraordinaria de las provincias de Toledo y Cuenca
POR UN OCIO TOTALMENTE SEGURO - 22 julio 2021 - Toledo

Vayámonos de turismo rural por Castilla-La Mancha. Empezando por el itinerario sentimental del futbolista talaverano del Villarreal, Manu Trigueros, esto es, por Talavera, cuyo paisaje imperecedero es el de su infancia, la zona de Oropesa.

Hay que viajar por cualquier motivo y excusa, pero mejor haciendo uso del bonoturisticoclm.es.


Y para asegurarse un viaje seguro y responsable, los mejores consejos están en ocioresponsable.castillalamancha.es

De viaje rural con Manu Trigueros

Manu Trigueros es un viajero “profesional”, en el sentido de que sus viajes de adulto están marcados por el fútbol, de tal forma que básicamente es un viajero circunstancial.

Pero de Castilla-La Mancha sí que le quedará la impronta de sus orígenes y sus obligados itinerarios de niño, grabados a sangre por los ámbitos de La Pueblanueva (Toledo), el pueblo de su madre, y, sobre todo, Herreruela de Oropesa, el de su padre.

(Vídeo subido de la página web del Ayuntamiento de La Pueblanueva).

Trigueros rescata de su memoria “Lagartera y su artesanía, la belleza de La Campana de Oropesa, el Parador…”. Como no puede ser de otra manera, a este futbolista de élite le quedaron en el recuerdo los bordados de Lagartera, “los trajes que usan en sus fiestas”.

Herreruela, Lagartera, Oropesa… este es el paisaje de la infancia de Manu Trigueros, “la belleza de la artesanía, lo bien que trabajan la cerámica detallista en los platos, los bordados que ilustran las indumentarias locales y las sábanas, todo un trabajo lleno de calidad”, recuerda.

Una calle con su nombre en Herreruela de Oropesa

Un paisaje natal al que Manu Trigueros vuelve con asiduidad, no se olvida precisamente de él, como lo demuestra una placa, la que da nombre a una calle de Herreruela de Oropesa que se llama precisamente así, “Manu Trigueros”, regresos marcados por la convivencia familiar -tíos, primos- y el sosiego de los veranos.

Herreruela de Oropesa, el pueblo del padre de Manu Trigueros. Foto: Ayuntamiento

Herreruela de Oropesa, el pueblo del padre de Manu Trigueros. Foto: Ayuntamiento

Y es que el viajero de la provincia de Toledo tiene en estos “dominios” sentimentales de Manu Trigueros parada y fonda obligadas. Empezando por el pueblo de su padre, que tiene un museo más que digno de ver, la Fundación-Museo Etnológico, en el que se aprecian envases, instrumentos y unidades de medida tradicionales de la comarca de Campo Arañuelo, además de romanas, cántaros, cuartillos, cestos, tinajas, alcuzas y jarras.

Más información de Herreruela de Oropesa en:

Fundación-Museo Etnológico de Herreruela de Oropesa

Ayuntamiento de Herreruela de Oropesa

Oropesa, ese Castillo

En el paisaje sentimental de Manu Trigueros refulge, como él mismo recordó, Oropesa, que guarda un Castillo majestuoso. Centro de la comarca de La Campana de Oropesa, entre sus monumentos religiosos y civiles están Nuestra Señora de la Asunción, la Iglesia de San Bernardo, el convento de la Misericordia y de Los Franciscanos.

Fotos: de la zona de Oropesa que recuerda Manu Trigueros a La Manchuela conquense

También el Palacio de los Condes de Oropesa, la casa natal del Beato de Orozco, el Palacio de Doña Elvira, los ayuntamientos… retratan la importancia política y civil de la villa.

Y el castillo… capítulo aparte. El conjunto, imponente, nos hace testigos de la importancia del condado. Además es posible sentirse en la misma Edad Media, durmiendo en el Parador de Turismo que alberga este monumento. Y fiestas: En abril Oropesa acoge las Jornadas Medievales, Fiesta de Interés Turístico Regional, que cada año reúnen a más de 30.000 visitantes.

(Vídeo oficial de Paradores de Turismo)

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Información oficial municipal de Oropesa

Todo sobre el Parador de Oropesa

Castillo de Oropesa

Escalona y su castillo

Un enlace natural con Oropesa es Escalona, por su no menos majestuoso Castillo, un castillo gótico con palacio interior mudéjar, famoso en la época por su suntuosidad, y construido por el condestable Álvaro de Luna. Una excelente oportunidad para conocer una fortaleza de uso militar y residencial, con mucha historia.

Castillo de Escalona (Luis Turégano Molero)

Castillo de Escalona (Luis Turégano Molero)

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Por si le queda algo por saber del Castillo de Escalona, aquí lo puede ver

Y qué decir de Escalona… Este precioso enclave toledano abarca las primeras estribaciones del Piélago y continua por la Sierra de San Vicente; en suma, un pequeño trozo de paraíso donde la fusión hombre-naturaleza es posible. A su larga, antigua y grandiosa historia hay que unir la belleza de su conjunto urbano, su plaza y el Convento de La Encarnación.

Asimismo, la popular Playa de Escalona, en las orillas del río Alberche, es un clásico destino turístico, y cercano, para los toledanos en verano.

Información de Escalona

Guía del viajero de Escalona

Todo lo que usted quiere saber de Escalona y se atreve a preguntar

Llegamos a la Sierra de San Vicente

Siguiendo por esta zona, sin salir de ella, de su verdor oxigenante, se encuentra la Sierra de San Vicente. La Sierra de San Vicente es una comarca compuesta de 20 municipios situados en un entorno natural privilegiado. Cada uno de ellos esconde sus particularidades: historia, tradiciones, monumentos, costumbres…: Almendral de la Cañada, Buenaventura, Cardiel de los Montes, Castillo de Bayuela, Cazalegas, Cervera de los Montes, El Real de San Vicente, Garciotun, Hinojosa de San Vicente, La Iglesuela de Tiétar, Marrupe, Montesclaros, Navarmorcuende, Nuño Gómez, Pelahustán, Pepino, San Román de los Montes, Sartajada, Segurilla y Sotillo de las Palomas.

Sierra de San Vicente. Foto: Turismo de CLM / David Blázquez

Sierra de San Vicente. Foto: Turismo de CLM / David Blázquez

Al noroeste de la provincia 

La Sierra de San Vicente se encuentra al noroeste de la provincia de Toledo, en el límite con las de Madrid y Ávila. Esta pequeña serranía, situada entre los valles de los ríos Tiétar y Alberche, da nombre a una comarca formada por una veintena de pueblos de carácter rural, que está resurgiendo gracias al turismo rural, donde el descanso y el contacto con la naturaleza son su mejor oferta.

 

Convento del Piélago, en la Sierra de San Vicente

Convento del Piélago, en la Sierra de San Vicente

Para no perderse en la Sierra de San Vicente

20 pueblos de la Sierra de San Vicente 

La Iglesia de Santa María de la Nava del S. XVI y la Fuente del S. XVIII, en Navamorcuende; el Castillo de San Vicente; el Convento de las Carmelitas y los pozos de nieve, en  Hinojosa de San Vicente; la Iglesia parroquial de San Andrés Apóstol, del S. XV, con el retablo del ceramista Ruiz de Luna; los verracos vettones y el rollo jurisdiccional de la Escuela de Mendoza, en Castillo de Bayuela; el Centro de Interpretación de la Naturaleza y el Patrimonio de la Sierra de San Vicente, en Castillo de Bayuela; el rollo-picota en Cardiel de los Montes; y las fuentes de La Iglesuela del Tiétar y su puente sobre el río del mismo nombre.

Comarca de La Jara, tan justamente conocida 

Sin irnos de la zona de Talavera, nos topamos con la conocida, y muy justificadamente, comarca de La Jara, en la falda inferior de Talavera. La mayor parte de su territorio se sitúa al oeste de la provincia de Toledo aunque tiene algunas zonas de Ciudad Real varias localidades en Cáceres.

Gigantes y Cabezudos, Fiestas en Los Navalmorales, pueblo de La Jara

Gigantes y Cabezudos, Fiestas en Los Navalmorales, pueblo de La Jara

Los pueblos

Estos son los pueblos que la componen: Alcaudete de la Jara, Aldeanueva de Barbarroya, Aldeanueva de San Bartolomé, Belvís de la Jara, Buenasbodas, El Campillo de la Jara, El Membrillo, Espinoso del Rey, Fuentes, Gargantilla, La Estrella, La Fresneda, La Nava de Ricomalillo, La Pueblanueva, Las Herencias, Las Hunfrías, Los Alares, Los Navalmorales, Los Navalucillos, Minas de Santa Quiteria, Modehas de la Jara, Navaltoril, Piedraescrita, Puerto de San Vicente, Puerto Rey, Retamoso de la Jara, Robledillo, Tovledo del Buey, Robledo del Mazo, San Bartolomé de las Abiertas, San Martín de Pusa, Santa Ana de Pusa, Sevilleja de la Jara, Torrecilla de la Jara, Valdeazores y Villajero de Montalbán.

(Vídeo realizado por el Ayuntamiento de Los Navalucillos, pueblo de La Jara)

Lo básico de la Comarca de la Jara

Gastronomía de la comarca: La gastronomía jareña, participando hoy de la general de Toledo -perdiz estofada, asado de cordero, menestra de cordero y legumbres, espárragos y criadillas de tierra-, conserva platos autóctonos. Concedamos atención a las migas pastoras, a los embutidos “de monte” -venado, jabalí- y al asado de cabrito. Son excelentes las frutas y hortalizas, muy tempranas, de las huertas del Gévalo.

Gastronomía de la comarca de la Jara 

Aquí tienes una guía de la gastronomía toledana, por áreas

La miel, que en un pasado remoto fue su principal riqueza y cuya calidad “supera a la de la misma Alcarria”, es igualmente digna de mención.

No hay que dejar de ver: Las iglesias de Alcaudete de la Jara, Belvís de la Jara, Sevilleja de la Jara y Los Navalmorales; el paraje natural “El Chorro” en Los Navalucillos; la cerámica roja de Belvís de la Jara; los sepulcros y enterramientos excavados en la roca de Los Navalucillos; los zócalos de cerámica talaverana del siglo XVI y el Pantocrator de la ermita de Piedraescrita, cerca de Robledo del Mazo; las chorreras de la garganta de las Lanchas, el risco Atalayón, el Linchero y la plaza de las Moradas, en los alrededores de Robledo del Mazo; el centro de rapaces ibéricas de Icona, en Sevilleja de la Jara; “Las Becerras“, paraje pintoresco próximo a Los Navalucillos, acampada y pesca de la trucha en un coto zonal de Icona; la “Feria de Turismo Rural Rocigalgo” en Los Navalucillos: la “Feria de Artesanía y Muestras La Jara y Los Montes de Toledo” en Los Navalmorales; la fiesta de los “Gandarros” en Santa Ana de Pusa; y la fiesta de la “Soldadesca” en Alcaudete de la Jara.

Esa Plaza Mayor de Ocaña…

Continuando por este particular itinerario por la provincia de Toledo, que arrancó en el paisaje sentimental de Manu Trigueros, ya más al este, Ocaña y su monumental Plaza Mayor de corte barroco llaman la atención.

La Semana Santa de Ocaña, señera

Ocaña se alza en la meseta en su propio territorio, La Mesa de Ocaña, que lo eleva de parajes, monumentos, cultura e historia. Pórtico de la Mancha, su urdimbre urbana atesora legados religiosos y civiles. Nuestra Señora de la Asunción y San Juan Bautista custodian la mayoría de las imágenes y cofradías que dan reputación a su afamada Semana Santa, Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Su monumental Plaza Mayor es una Plaza-claustro regular, de estructura cerrada y sistema arquitectónico abovedado. La fachada principal corresponde a las Casas de Ayuntamiento, en cuya puerta principal se pueden observar las armas de la Villa. Las obras de construcción comenzaron en el último tercio del siglo XVIII, culminándose la primera fase en 1791 bajo el reinado de Carlos IV.

(Vídeo subido de la página web del Ayuntamiento de Ocaña)

Otra visita interesante es el Palacio de Cárdenas, Bien de Interés Cultural del siglo XV-XVI, fue mandado levantar por el ocañense don Gutierre de Cárdenas, caballero de Santiago, comendador mayor de León y Maestresala de la reina doña Isabel I, la Católica.

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

¿Quiere saber más de Ocaña, a sus pies?

Los gigantes de Consuegra siguen en el Cerro Calderico

Un poco más al sur, por abajo de la capital, emerge la simpar Consuegra, ligada a un tal Cervantes, alargada universalmente su sombra, y de qué manera, por la espiga figura de Don Quijote.

(Vídeo subido de la página oficial de Turismo de Consuegra)

Consuegra surge en la llanura manchega para ofrecernos todas las pinceladas del tipismo manchego y castellano.

La Plaza de España, el eje del que todo parte; el Palacio de San Gumersindo, del siglo XX y de imitación mudéjar; el edificio de ‘Los Corredores’, del siglo XVII, con una bella balconada de madera típicamente manchega, que fue silo, alhóndiga y ayuntamiento, y actualmente aloja el Museo Arqueológico Municipal.

Un municipio muy piadoso

La arquitectura religiosa también tiene una amplia representación: la ermita del santísimo Cristo de Veracruz, con su fachada de mármol blanco; la iglesia parroquial Santa María la Mayor, con su cripta mudéjar; el Convento de las Madres de la Inmaculada Concepción, que recrea el gótico mudéjar…

El Castillo de Consuegra que preside el paisaje es sobrecogedor e imponente, de arquitectura militar sanjuanista, con tres recintos defensivos. En su interior se pueden visitar todas sus partes y desde la torre la vista sobre el paisaje es impresionante.

Esos molinos “gigantescos”…

Pero, sin duda, la imagen que Consuegra deja grabada en la memoria de los visitantes es la del Cerro Calderico, orlado de molinos de viento; allí podemos imaginar perfectamente la batalla de Don Quijote contra los gigantes, esencia pura del ideal que encarnan a la vez el personaje y su autor, Miguel de Cervantes.

Esos Molinos quijotescos de Consuegra...

Esos Molinos quijotescos de Consuegra…

Entre los monumentos civiles, las casonas, la Presa Romana, los molinos, el Alfar y La Tercia completarán la imagen que esta localidad.

La celebración de fiestas como la Rosa del Azafrán en octubre y Consuegra Medieval en agosto son testimonios de un pueblo que conserva un pasado medieval y de tradiciones arraigadas durante siglos.

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Museo Arqueológico Municipal de Consuegra

Más información de Consuegra (folletos, visitas guiadas…)

Consuegra, más cerca, imposible

Tembleque, otra gran Plaza Mayor

Cerca de Consuegra está Tembleque. A 56 kilómetros de Toledo, impresiona su Plaza Mayor del siglo XVII, declarada Bien de Interés Cultural.

Tembleque es la estampa de villa manchega por antonomasia: el blanco de la cal reluce en sus fachadas y nos devuelve el sol en su reflejo más níveo.

 

Plaza Mayor de Tembleque, una majestuosidad. Foto: Ayuntamiento

Plaza Mayor de Tembleque, una majestuosidad. Foto: Ayuntamiento

Tesorero de una de las plazas más pintorescas y representativas, emblema del barroco popular del siglo XVII. Sigue el esquema de los corrales de comedias y albergaba espectáculos mayoritariamente taurinos.

La Plaza Mayor se comunica con la Plaza del Orden a través de un pasadizo y en ésta se alza la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, estilo gótico de transición. Otros monumentos religiosos engalanan Tembleque, como la ermita de la Purísima Concepción, la de Loreto o la de San Antón, pero destaca entre todos la bellísima ermita de la Vera de la Cruz, construida en 1762.

(Vídeo de la Oficina de Turismo de Tembleque)

Asimismo, entre las construcciones civiles la Casa de las Torres (llamada así por las torres que enmarcan su frente) no pierde la blancura característica de Tembleque, que cubre la fachada entre las numerosas ventanas y la rica decoración de la puerta.

Nos aleja de la población la estampa de los molinos de viento.

Más de Tembleque

Tembleque, la información más cercana

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

La simpar villa de El Toboso

¿Y qué manera de dejar la provincia de Toledo tras el arranque nostálgico de un futbolista de élite que recalar en el municipio cervantino por excelencia? Efectivamente: llegamos a El Toboso, cuna de Dulcinea, amada de Don Quijote.

El Toboso debe su fama y su principal atractivo a la novela cervantina que atrae a visitantes de todas partes del mundo. Dulcinea nos abre camino entre las calles que tienen inscripciones de la novela como si de una gimcana se tratara para llegar a la que se supone su casa, Casa-museo de Dulcinea, al Museo Cervantino y al Museo del Humor Gráfico Dulcinea, centros neurálgicos donde se recoge la esencia de la insigne obra maestra de la literatura universal.

¡No se lo pierda, pardiez!

Pero además la localidad reúne muchos otros rincones de interés, como el Museo-convento de Trinitarias, de estilo herreriano y con patios e iglesia barroca. Es significativa su colección de pinturas e imaginería del siglo XVII.

Museo de Dulcinea. Foto: Junta de Castilla-La Mancha

Museo de Dulcinea. Foto: Junta de Castilla-La Mancha

A lo largo del recorrido conoceremos monumentos tan significativos como la Casa de los Mergelinas, la iglesia de San Antonio Abad y el Museo Cervantino. La ruta de los pozos cuenta con ocho de estas construcciones, útiles para el abastecimiento de agua a la población y para abrevadero de animales, fechadas entre los siglos XVI y XVII.

Más de El Toboso, desde muy cerca

En el capítulo festivo hay que reseñar las Jornadas Cervantinas, declaradas de Interés Turístico Regional.

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

CUENCA

Belmonte

Este viaje de turismo rural, que partió de la memoria sentimental de Manu Trigueros en Herreruela de Oropesa, se desplaza a la provincia de Cuenca, en la que Belmonte puede, y lo hace, alardear de exhibir uno de los castillos mejor conservados.

Información del Castillo de Belmonte 

Web del Castillo de Belmonte

(Vídeo oficial del Castillo de Belmonte)

A los pies de su Castillo, la villa de Belmonte rinde pleitesía al edificio que lo identifica y corona su estampa. Entre las calles y casas, el rumor de los siglos nos muestra la iglesia de la Colegiata, que le disputa su liderazgo de piedra y cultura.

La Colegiata de San Bartolomé reclama su matriarcado sobre la villa desde su estilo mayoritariamente gótico. Sus bellísimas puertas del Sol y de los Perdones exhiben sus pináculos y arcos germinados y son antesala del magnífico tesoro que albergan sus muros. En el interior una nueva pugna por el protagonismo de sus incontables tesoros, arquitectónicos, mobiliarios y artísticos: capillas, retablos, bóvedas, pinturas, esculturas, el coro y la pila.

En este lance, entre castillo e iglesia,  la villa sale vencedora y se ensancha en la plenitud de otras obras que pueblan, calles, plazas e historia: el Palacio de Buenavista, el Convento de los Jesuitas, la Casa de Comedias, la Ermita de Nuestra Señora de Gracia o los museos.

Belmonte y el cine

Este pequeño municipio ha tenido un papel importante y significativo en el mundo del cine. Aquí se rodó el torneo a caballo de Rodrigo Díaz de Vivar en la película de El Cid, la película “El crimen de Cuenca“, de la directora Pilar Miró o El Caballero Don Quijote, protagonizada por Carlos Iglesias y Juan Luis Galiardo en el verano de 2000.

Sus Fiestas: San Antón, los Mayos, San Cristóbal y la Virgen de la Estrella.

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Tampoco hay que dejar de visitar los pueblos de la serranía conquense, en los que hay parajes de gran valor, como Uña, Huélamo, Tragacete, Cañete o Huerta del Marquesado.

Uña

A sólo 36 kilómetros de la capital provincial esta localidad de la serranía media se asienta sobre una colina entre la Laguna del mismo nombre y el rio Júcar, que le regalan un paisaje admirable.

Al viajero le interesará saber que si se acerca a conocerlo el casco urbano de Uña le ofrecerá dos visitas en una, según desde donde lo observe.

Qué ver en Uña

Prepárese para descubrir las dos caras de este pueblo, porque la vista desde la carretera comarcal CM-2105 le mostrará el pueblo sobre una colina en la que sus casas, de tradición serrana, parecen casi colgadas sobre ella. Sin embargo, si se acerca a la Laguna verá cómo el pueblo desciende desde la Plaza de la Constitución. A través de las calles del Horno y de Las Fraguas podrá observar el trazado de otras viviendas populares de gran belleza.

Disfrute del entorno natural de la Laguna de Uña, formada por el encuentro del canal de la Toba y el Caz del río Rincón.

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Huélamo

Huélamo se encuentra en la Serranía Alta de Cuenca a 62 kilómetros de la capital. Su caserío se extiende sobre la falda de un escarpado cerro con unas maravillosas vistas al valle del Júcar y en las cercanías del Parque de la Serranía de Cuenca.

Vista de Huélamo. Foto: Turismo Castilla-La Mancha

Vista de Huélamo. Foto: Turismo Castilla-La Mancha

Sus casas blancas por la cal y de tejado rojizo sobresalen entre el verde paisaje de pinares y el marrón de las montañas. Adaptándose a la topografía de su enclave las calles hacen pendiente a distinto nivel, son tres las principales y casi paralelas, se  comunican entre ellas gracias a escaleras y callejones. Algunas se abren dando paso a encantadoras plazuelas, adornadas por el rumor de las aguas de sus fuentes. De sus casas se aprecian las características de la arquitectura popular serrana y su trabajada rejería, que hacen de todo el conjunto una magnífica postal para el que lo visita.

Huélamo, a pie de pueblo

A los pies de los escasos restos que se conservan del antiguo castillo de origen musulmán, se encuentra una plaza de toros permanente, que da fe de la honda tradición taurina de Huélamo.

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Tragacete 

Tragacete un hermoso pueblo serrano situado en el centro de un valle, rodeado de atractivos parajes naturales, y en cuyas cercanías se encuentran las mayores alturas de la Sierra. Tiene orografía llena de contrastes y belleza, donde los verdes y largos valles se combinan con las hoces.

Iglesia de San Miguel Arcángel, en Tragacete. Foto: Ayuntamiento

Iglesia de San Miguel Arcángel, en Tragacete. Foto: Ayuntamiento

Es cuna de nacimiento de ríos, arroyos, manantiales… La variada vegetación, en la que el bosque es el elemento principal, se convierte en un entorno ideal para especies como jabalíes, corzos y ciervos.

Sobre Tragacete, en la web de su Ayuntamiento

Es un buen ejemplo de arquitectura popular serrana, con una sencilla y atractiva plaza mayor. También es interesante la iglesia, que corresponde al mismo estilo tradicional. Y en el kilómetro 3 de la carretera a Cuenca, sobre el Júcar, se puede contemplar el puente romano.

Hay buena infraestructura hotelera: fue un pueblo pionero en el desarrollo turístico de la Serranía. Cerca están el nacimiento del río Júcar y el cerro de La Mogorrita, por la que también se llega al nacimiento del río Tajo.

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Cañete

Cañete tiene un espectacular Conjunto Histórico Artístico declarado de la provincia de Cuenca que fue feudo de los Hurtado de Mendoza y los Marqueses de Cañete y patria natal de Álvaro de Luna.

Entre sus templos destacan la iglesia de Santiago, la de San Julián y la ermita de la Virgen de la Zarza. De la mezcla de la arquitectura de culto, popular y civil, surge el conjunto de la Plaza Mayor, que se distingue por su antigüedad y solera de otras de la provincia.

 

Vista nevada de Cañete. Foto: Ayuntamiento

Vista nevada de Cañete. Foto: Ayuntamiento

Cañete, trazo a trazo

Plano turístico de Cañete

Mezcla de monumentalidad y naturaleza el Postigo es símbolo de Cañete y se extiende como una bisagra bajo la muralla. La Picota se separa de la roca del castillo merced a que el río Tinte en el capricho de su trazo corta la elevación regalando a Cañete un excepcional mirador natural, donde el viajero podrá detenerse junto a la imagen del Sagrado Corazón.

Tesoros de Cañete

Castillo de Don Álvaro de Luna

Castillo de Cañete

La fiesta: La Alvarada, en honor de Don Álvaro de Luna

(Vídeo subido de la Diputación de Cuenca)

Museo de la Cultura Popular de Cañete 

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Huerta del Marquesado

Acabamos este itinerario por la Serranía conquense con Huerta del Marquesado. Su población es de 243 habitantes y se encuentra en plena serranía de Cuenca a una altura de 1257 metros.

Un pequeño universo de la Serranía de Cuenca

En cuanto al patrimonio natural del pueblo, toda descripción es vana. Majestuoso paraje natural digno de ser visitado. De su arquitectura hay destacar su Iglesia, la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, reconstruida. Solo se conserva una capilla próxima al Presbiterio.

Arquitectura popular en Huerta del Marquesado. Foto: Ayuntamiento

Arquitectura popular en Huerta del Marquesado. Foto: Ayuntamiento

 

Uclés

¿Y qué decir de Uclés y su monasterio?

 

Uclés se encuentra rodeada de un paisaje poblado de pequeños cerros y mesetas, con cultivos de cereales y girasol, típico de este rincón de La Mancha Alta Conquense.

El casco urbano está condicionado por la suave pendiente del cerro, coronado por el monumental castillo de origen árabe y el impresionante monasterio.

Castillo de Uclés

Guía del Castillo de Uclés

Monasterio de Uclés

Más del Monasterio de Uclés

Muchos son los detalles que conforman Uclés como una población típicamente castellana con reminiscencias árabes, vestigios judaicos y estructura cristiana con todos los estilos representados; hay que ver sus casas solariegas, de las que destacan la casa de Pareja y Cedillo, la casa-palacio de los Torres, Velázquez y Cárdenas y los Fernández y Contreras.

Dentro de la arquitectura civil hay que destacar el Pósito, el Ayuntamiento, la Ermita y la antigua Fuente de los Cinco Caños, frente a la Puerta del Agua.

Uclés, a pie de pueblo

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

San Clemente 

Otro tesoro que hay que visitar sí o sí es la Plaza Mayor de San Clemente, un municipio enclavado en plena llanura de la Mancha Conquense, en el límite de las provincias de Cuenca, Albacete y Ciudad Real.

Antiguo Ayuntamiento de San Clemente. Foto: Ayuntamiento

Antiguo Ayuntamiento de San Clemente. Foto: Ayuntamiento

Fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1980, y desde 1992 cuenta con dos edificios declarados Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento: el Antiguo Ayuntamiento y La parroquia de Santiago Apóstol.

Lugares que visitar en San Clemente

Guía de viaje de San Clemente

Museo Etnográfico de San Clemente

Parroquia de Santiago Apóstol

Salón Islámico del Convento de San Clemente

Antiguo Ayuntamiento, del siglo XVI

En San Clemente se encuentra el puente romano mejor conservado de la provincia de Cuenca  y cerca tenemos el santuario de Rus, en un paraje privilegiado y lugar cervantino.

Cuenta con dos museos, el Museo Etnográfico  de Labranza y el Museo de Obra Gráfica.

La gastronomía 

Importante es también su gastronomía, con gran variedad de platos típicos manchegos y quijotescos donde elegir: gazpacho manchego, duelos y quebrantos, migas de pastor, morteruelo, gachas y el cordero, sin olvidar los grandes vinos, quesos, embutidos y dulces artesanales.

Por último, también hay fiestas en San Clemente, como las de Rus.

Fiesta de Rus

Más información de San Clemente

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Huete 

Huete es un bello e importante municipio perteneciente a la comarca de la Alcarria de Cuenca.

Entre su patrimonio destaca el Castillo de Luna, de tipo alcazaba y de planta rectangular muy alargado.

Huete, más cerca, imposible

También merecen una visita el Colegio de Jesuitas, la Iglesia de Nuestra Señora de Atienza y la Iglesia de Santo Domingo. 

Y entre sus museos destacan el Museo Florencio de la Fuente, el Museo de Arte Sacro, el Museo Etnográfico y el Museo de la Fragua.

Qué ver en Huete

Convento de Justinianas de Jesús y María

Iglesia de Santo Domingo de Guzmán

Monasterio de Santa María de la Merced

Muralla de Huete 

 

Museo de fotografía de Huete. Foto: Ayuntamiento

Museo de fotografía de Huete. Foto: Ayuntamiento

Casas solariegas de Huete

Iglesia de Nuestra Señora de Atienza

Museo Florencio de la Fuente

Más sobre el Museo Florencio de la Fuente

Castillo de Huete 

Colegio de Jesuitas

Ermita de San Gil

Ermita de San Sebastián

Minas de Lapis Specularis 

Museo de Arte Sacro de Huete 

Museo de Fotografía

Museo de la Fragua de Huete 

Torre del Reloj y Arco de Almazán

Museo Etnográfico de Huete 

Pósito Real de Huete

Puerta de Medina

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

… Y La Manchuela conquense

De esta zona de la provincia, La Manchuela, la ruta viene marcada por Alarcón, Iniesta y Villanueva de la Jara.

Alarcón

Encajonada entre las abruptas gargantas del río Júcar en la provincia de Cuenca, se encuentra Alarcón, declarada Conjunto Histórico Artístico por la belleza y armonía de sus monumentos y su entorno.

El Castillo de Alarcón conserva parte de su aroma musulmán pero sus posteriores reformas nos imbuyen de medievo que corrige, tras la reconquista, su estructura. Entre sus torres y sus defensas destaca la Torre del Homenaje. El castillo, convertido en Parador, nos proporciona el albergue.

Pinturas de Jesús Mateo en la Iglesia de San Juan Bautista. Foto: Ayuntamiento

Pinturas de Jesús Mateo en la Iglesia de San Juan Bautista. Foto: Ayuntamiento

Dentro de la villa, en nuestro recorrido nos encontraremos una nutrida representación de casi todo el arte español. Obligadas las visitas a la iglesia de Santo Domingo de Silos, la imponente Iglesia de Santa María  y las pinturas murales de Jesús Mateo en la Iglesia de San Juan Bautista.

Qué ver en Alarcón

Iglesia de Santo Domingo de Silos

Iglesia de San Juan Bautista 

Pinturas murales de Jesús Mateo

Iglesia de Santa María

Iglesia de San Pedro Apóstol de Buenache

Iglesia de Santo Domingo de Silos

Museo del Ruso

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Iniesta 

Este viaje de turismo rural repara ahora en Iniesta, que se encuentra en la subcomarca de la Manchuela, situada en el extremo oriental de la Mancha, en el sureste de la provincia de Cuenca.

(Vídeo subido del Ayuntamiento de Iniesta)

El castillo se integra en el trazado de la Plaza Mayor, adosado al ayuntamiento.

El núcleo del casco urbano conserva el trazado medieval con abundancia de fachadas renacentistas y barrocas de las numerosas casas nobiliarias de la villa.

De las obras religiosas sobresale Nuestra Señora de la Asunción, acabada en el barroco del siglo XVIII. Otros templos destacan en la vida espiritual de Iniesta como la Ermita de la Consolación.

Más puntos de interés son la plaza de toros; excavada en la roca, alberga bajo sus tendidos dos cuevas; el puente de Vadocañas; y la antigua torre de telegrafía óptica de Atalayón.

¿Qué ver en Iniesta?

Torre telégrafo

Museo Arqueológico de Iniesta 

Y de fiesta…

Romería y fiesta en honor de la Virgen de la Consolación

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Villanueva de la Jara 

Terminamos el periplo conquense en la localidad de Villanueva de la Jara, asimismo en La Manchuela.

(Vídeo subido de Turismo de Villanueva de la Jara)

Villanueva de la Jara, cerca, cerca…

Guía de viaje de Villanueva de la Jara 

Villanueva de la Jara es una preciosa villa manchega situada al sureste de la provincia de Cuenca. En Villanueva de la Jara la vida social, el centro del pueblo y del interés arquitectónico circundan la Plaza Mayor, de estilo renacentista. El Ayuntamiento del siglo XVI conserva sus arquerías de medio punto. La torre del reloj, el Pósito y el primitivo concejo y Cárcel Real se adosan al Consistorio. Frente a este grupo predominante la Posada Massó nos ofrece el ejemplo de construcción renacentista y cierra el conjunto Villa Enriqueta, un magnífico palacete a tres alturas.

Monumentos religiosos

Entre los templos o monumentos religiosos destaca la Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, de la que se ha llegado a afirmar que es la mejor iglesia de la provincia de fines del gótico con singular adaptación del Renacimiento. Completan los edificios de culto el convento de Santa Ana, el de los Carmelitas y la ermita de San Antón.

Numerosas casas señoriales de los siglos XVI, XVII y XVIII se diseminan por sus calles.

No hay que perderse en Villanueva de la Jara 

Antiguo Rollo de Justicia

Iglesia basilical Nuestra Señora de la Asunción

Iglesia de Nuestra Señora de las Nieves

Plaza Mayor de Villanueva de la Jara 

Ayuntamiento de Villanueva de la Jara 

TODA LA INFORMACIÓN, en turismocastillalamancha.es

Y no te olvides de que hay forma de viajar de forma clmturismoaccesible.com

Y estos enlaces no te vendrán mal:

Gastronomía en Castilla-La Mancha

Artesanía en Castilla-La Mancha

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

(Visited 441 times, 2 visits today)