Visita de Page y Tolón

162 años, seis generaciones… Santo Tomé, el obrador que lleva el nombre de Toledo por todo el mundo

Durante la visita ha salido a colación una factura del año 1932 del entonces alcalde de Toledo, Guillermo Perezagua, que encargó a Santo Tomé un pedido de mazapanes; aquel alcalde de la ciudad (lo fue dos legislaturas) es tío abuelo de Tolón

Page y Tolón han posado junto a los trabajadores del obrador toledano.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, han visitado hoy jueves el obrador de mazapán de Santo Tomé, que lleva en funcionamiento 162 años, va por la sexta generación y ha llevado el nombre de Toledo, por medio de sus dulces, «a toda España y a medio mundo».

Junto a García-Page y Tolón han recorrido las instalaciones del obrador el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, y dos responsables de la empresa familiar Santo Tomé, Inés Gárate y Jerónimo Mesa, a quienes Tolón ha calificado como «el alma» de la empresa.

Los 162 años de historia de esta confitería han sido puestos en valor por Martínez Arroyo y por la alcaldesa, quien ha admitido que está «muy unida sentimentalmente» a una empresa que, ha añadido, «ha llevado el nombre de Toledo, con su mazapán, con sus dulces, a toda España y a medio mundo».

Tolón ha resaltado la gran unión que existe entre Toledo y el mazapán, y el consejero ha incidido en que la primera referencia a este producto data de 1512 y lo sitúa en Toledo, por lo que «no puede haber un producto más toledano probablemente que el mazapán».

page2

Martínez Arroyo también ha señalado que el obrador de Santo Tomé es «uno de los más emblemáticos» del sector agroalimentario castellano-manchego y ha agradecido el «esfuerzo» que hace la empresa «día a día», no solo en época navideña, para mantener viva la tradición y a la vez modernizarla.

El encargo de 1932 del tío abuelo de Tolón a Santo Tomé

Por su parte, Inés Gárate ha agradecido la visita y también se ha mostrado «muy agradecida» a la ciudad de Toledo ya que «muchos la consideran su confitería y eso nos hace esforzarnos muchísimo», ha indicado la gerente de esta empresa que tiene 80 personas en plantilla.

Durante la visita ha salido a colación una factura del año 1932 del entonces alcalde de Toledo, Guillermo Perezagua, que encargó a Santo Tomé un pedido de mazapanes y dulces para «muchísima gente» de la ciudad con motivo de una festividad: aquel alcalde de Toledo (lo fue dos legislaturas) es tío abuelo de Milagros Tolón.