La viuda descubrió una cerámica

Argamasilla de Alba mantendrá viva la memoria de Pascual Antonio Beño Galiana

La viuda de Pascual Antonio Beño Galiana, Pilar Mateos, acompañada por el alcalde de Argamasilla de Alba (Ciudad Real), Pedro Ángel Jiménez, descubrió la cerámica que preside el antiguo colegio Azorín -que en la actualidad alberga la Escuela Municipal de Música y la Universidad Popular- y que ya lleva el nombre «Pascual Antonio Beño Galiana». Se quiere así rendir homenaje a la memoria de este articulista, cronista de su tiempo y de Argamasilla, poeta y dramaturgo.

Jiménez puso en valor la multifacética trayectoria de Beño, destacando la de poeta, así como las numerosas publicaciones y sus más de 2.000 artículos periodísticos, muchos de ellos sobre la tradición cervantina y quijotesca de Argamasilla como lugar de La Mancha.

Un hombre comprometido con su tiempo, de visión valiente, realista, «incluso dura en algunas ocasiones», pero sobre todo con una gran faceta de educador «y el motivo por el que precisamente ha sido elegido este lugar para plasmar su nombre», asevera el alcalde, quien continuó hablando de «su gran pasión y profesión, maestro, siempre preocupado por los problemas de la enseñanza de su tiempo, que se pueden trasladar a nuestro tiempo». «Por eso qué mejor sitio dedicado a su recuerdo como es la Universidad Popular», donde se encontraban las que fueran escuelas públicas y en las que impartió clase «e incluso llegó a vivir», porque en el mismo lugar se encontraba la casa del maestro.

Según se afirmó en el acto, Beño dejó una profunda huella en sus alumnos, a los que inculcó la inquietud de profundizar en «nuestras tradiciones», despertando la vocación literaria en muchos de ellos.

Dentro de su faceta de difusor de la cultura, sobresale la puesta en marcha de las conocidas Reuniones Literarias de Ruidera, donde participaron grandes escritores del momento y nacieron algunos de los actuales, o el gran numero de artículos que escribió en «defensa a ultranza de nuestras tradiciones y nuestra historia», lecturas «obligadas» para los que quieran conocer la historia, tradiciones y raíces de la localidad.

Para recordar el amor de Pascual Antonio por la localidad, Jiménez recordó unas palabras suyas en las que afirmaba: «Vivir en Argamasilla de Alba será siempre asistir al sublime parto del Quijote, he querido rendir un homenaje a Argamasilla defendiendo una vez más sus derechos históricos».