Afectarán, de primeras, a 3.000 familias

Las ayudas de emergencia excepcional estarán antes de que acabe este mes

Estas prestaciones durarán unos meses antes de que estas familias puedan percibir el Ingreso Mínimo Vital

Aurelia Sánchez avanzó los detalles de las ayudas de emergencia social

La convocatoria de ayudas de emergencia excepcional para poder llegar a las necesidades básicas de las familias de Castilla-La Mancha, que aprobará el Consejo de Gobierno la próxima semana, serán «ágiles» y serán una realidad antes de que acabe el mes de mayo.

Así lo ha puesto de manifiesto la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto a la portavoz del Gobierno, Blanca Fernández, después de que el presidente regional, Emiliano García-Page, haya mantenido una videoconferencia con representantes del sector social de la región.

Tal y como anunció este viernes Page, la consejera ha explicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha va a anticipar al Ingreso Mínimo Vital para proteger a las familias de la región.

«Van a ser unas prestaciones económicas por varios meses hasta que pueda llegar ese Ingreso Mínimo Vital que ha anunciado el Gobierno de España», ha recalcado Sánchez.

En un primer lugar van a ser beneficiarias 3.000 familias, pero ha asegurado que en toda la comunidad autónoma van a ser miles las familias y las personas que se van a poder beneficiar de estas ayudas.

13 millones del IRPF

Otro de los temas tratados con el tercer sector ha sido la convocatoria del IRPF. Castilla-La Mancha ha pedido al Gobierno de España que como mínimo tienen que llegar 13 millones de euros del IRPF. «Tenemos que ser una de las comunidades compensadas», ha dicho.

Asimismo, se ha hablado de los programas que están desarrollando ahora las entidades sociales en 2020 fruto de la financiación de la última convocatoria y que no se han podido desarrollar como los que tienen que ver con personas mayores o termalismo.

La región ha pedido al Gobierno y así se aprobará en el próximo Consejo Territorial que se puedan modificar y se puedan adaptar y esa financiación sirva para llegar a colectivos necesitados o para que las entidades puedan comprar EPIs tanto para los profesionales como para las personas usuarias.

También, la región está a la espera de que el Gobierno de España explique qué repercusión tendrá en la ciudadanía de Castilla-La Mancha la financiación 0,7 del impuesto de sociedades.

Por último, la consejera ha informado de que el tercer sector va a formar parte del Consejo Social para la transición de Castilla-La Mancha.