segundo jefe de la Unidad Militar de Emergencias

Manuel Gimeno, SEJUME: “Cuando no te quede nada, te quedará la UME”

“Cuando no te quede nada, te quedará la UME” o "prohibido abandonar al compañero bajo ninguna circunstancia" son frases que forman parte de la esencia, la filosofía y el día a día de la UME. Así lo cuenta en esta entrevista Manuel Gimeno, segundo jefe de la Unidad Militar de Emergencias, con el que encastillalamancha.es tuvo la oportunidad de hablar recientemente

Manuel Gimeno, Sejume de la Unidad Militar de Emergencias, UME Foto - Rebeca Arango

«Llama la atención de la UME la disponibilidad, no tenemos horario. Cuando vamos a una emergencia vamos con la disponibilidad suficiente para estar trabajando 24 horas. Para que un soldado esté 12 horas en un incendio o una inundación, o está preparado y es un profesional o está perdido. Es una unidad que conoce muy bien su trabajo y que se están preparando constantemente».

Quién así habla es el general de división del Ejército del Aire, Manuel Gimeno, segundo jefe de la Unidad Militar de Emergencias (SEJUME), con el que encastillalamancha.es tuvo la oportunidad de hablar durante nuestra visita para conocer y contar cómo trabaja el Batallón de Intervención de Emergencias 1 (BIEM 1), el encargado de actuar en esta comunidad autónoma.

De manera imprevista, el general apareció al inicio de la jornada, nos dio en primera persona su testimonio sobre la unidad y contestó sin ningún problema las preguntas que le planteamos desde ENCLM.

¿Por qué surgió la UME?

Hay gente que dice que estamos en una época de cambios y nosotros decimos que estamos en un cambio de época, en el que las cosas están cambiando tan rápido que todos tenemos que prepararnos para la sociedad en la que nos estamos convirtiendo. Eso España lo tiene muy bien estructurado, porque tiene una estrategia de seguridad nacional. Todos, desde nuestra responsabilidad, nos tenemos que integrar para dar seguridad a los españoles. La UME es el enlace de las Fuerzas Armadas para dar esa seguridad a los españoles. Pero la UME no es solo la UME, son las Fuerzas Armadas. Cuando hemos estado en Canarias hace unas semanas el Ejército del Aire nos ha apoyado con el trasporte; el de Tierra nos ha prestado maquinaria que tienen en la que están especializado y Policía Militar; la Armada nos ha prestado Policía Naval con lo cual, no ha sino la UME la que ha estado en el incendio de Gran Canaria, han sido las Fuerzas Armadas. Y eso pasa en todas partes. La UME es la primera intervención de las Fuerzas Armadas y después tenemos a 120.000 hombres si es necesario están ahí para trabajar con nosotros.

«3.500 hombres que saben cuál es su misión y que se preparan»

En España está funcionando bien este modelo y, de hecho, muchos países de fuera vienen a preguntarnos cómo lo estamos haciendo. Ahora estamos en un acuerdo con Perú, hemos trabajado con Marruecos, Francia… La UME tiene 3.500 hombres que saben cuál es su misión y que se preparan para el servicio. Y la gente se lo reconoce, lo que hace que la UME se incentive más y también nos dice que el modelo está funcionando. Es un modelo que ha integrado los valores militares en una forma de trabajar, está dando resultado y el ciudadano lo está notando.

¿Cómo son las relaciones con otros cuerpos de emergencias?

Fenomenales.

«No tenemos ningún problema en trabajar e integrarnos con bomberos, policía, civiles…»

Porque la UME es como la élite de las emergencias…

No, nosotros no somos la élite. Somos una parte. Siempre decimos que nosotros apoyamos, la UME no va a sustituir a nadie ni cuando nosotros llegamos se retira nadie. Nosotros vamos a apoyar. Normalmente hay un director de la emergencia, que es un civil y que nos dice lo que tenemos que hacer. No tenemos ningún problema en trabajar e integrarnos con bomberos, policía, civiles… Tenemos mucha relación con todos los bomberos de todas las comunidades autónomas de España. A nivel operativo no tenemos problemas con nadie. Hemos estado en Tarragona, en Cataluña, y no hemos tenido ningún problema.

¿Son un problema los operativos autonómicos, en el sentido de que cada comunidad tiene normas, planes y modos distintos para afrontar una emergencia. ¿Cómo se consigue salvar esto y que no retrase cuando, por ejemplo, un incendio afecta a dos comunidades diferentes?

La UME tiene convenios con las comunidades en las que decimos cómo nos vamos a coordinar, cómo es su sistema, cómo es el nuestro. Esa es una forma de conocernos. Otra son los ejercicios. Todos los años realizamos escuelas prácticas para abordar situaciones, las desarrollamos en un polígono nuestro e invitamos a participar a todos los que en España puedan tener relación con ese tema. Cuando viene el bombero de Cantabria, el policía de Galicia o de Andalucía y trabaja con nosotros, luego cuando vamos a trabajar con ellos no tenemos problemas porque ya nos conocemos.

Cada año hacemos un ejercicio de toda la Unidad. Nos vamos a una comunidad autónoma, este año fue en Aragón, el pasado en Murcia y el que viene es en Canarias. Cogemos un escenario y planteamos cómo cubrir las emergencias. En Aragón fue una riada; en Murcia el desalojo del Valle de las Escombreras, con polígonos industriales; en Canarias queremos experimentar un problema sísmico y un volcán, ver qué capacidad tiene España si se da un escenario así para evacuar a gente de las islas, etc. Un año antes empezamos a estudiar los planos, a trabajar y planificar con la gente de la zona cómo vamos a hacer ese ejercicio, estamos un año trabajando, aunque la materialización sea en una semana o dos. En ese tiempo hemos conocido y repasado sus planes de emergencia, a ellos, se mejoran sus sistemas… Cuando luego vamos realmente a una comunidad no conocemos y sabemos cómo trabajamos, no perdemos el tiempo. En una emergencia el tiempo son vidas humanas.

«La UME se basa en que somos soldados y todos sabemos cuál es nuestra misión»

¿Cuál es la palabra prohibida en la UME, la que no os podéis permitir bajo ninguna circunstancia?

Te voy a decir dos frases. La primera, que la dice siempre nuestro teniente general: “Cuando no te quede nada, te quedará la UME”. Y él siempre nos dice que aquí lo que no está permitido bajo ninguna circunstancia es abandonar al compañero. Y te pongo un ejemplo… -¡Yo es que estoy muy orgulloso de estar en esta unidad!-. Cuando estuvimos en el terremoto de México hubo un momento en el que los mexicanos nos empezaron a decir: “han pasado mucho tiempo, ya no van a estar vivos…”. Y nuestro teniente general dijo: “No, la UME no se vuelve hasta que no se traiga a todos”. Esa es la palabra prohibida, no vamos a abandonar la misión hasta que podamos.

¿Cuál es la clave de éxito?

Esta gente -señala al equipo que nos acompaña-.

El equipo humano…

Sí. La UME se basa en que somos soldados y todos sabemos cuál es nuestra misión.

«El futuro de la Unidad son los riesgos medioambientales y tecnológicos»

Se conoce mucho a la UME por la intervención en las emergencias más mediáticas: incendios, inundaciones, riadas… Pero no se sabe que también tiene encomendada las emergencias tecnológicas o ecológicas… Pero, ¿dónde está la principal amenaza como sociedad: en las catástrofes naturales o en los riesgos medioambientales y tecnológicos o de ciberseguridad?

En el tema de las catástrofes naturales yo creo que ya tenemos un nivel bastante consolidado, pero el tema medioambiental y de riesgos tecnológicos nos tiene muy preocupados, porque creemos que es el futuro de la Unidad. En España es necesaria la acción del Estado en temas tecnológicos, nuclear o químico y esta unidad se está preparando para eso, con ejercicios todos los años.

¿Las principales amenazas en cuanto a las emergencias están ahí? El conocimiento y la preparación de la sociedad ante ellas es menor…

Sí. Ahí tienes que tener gente muy especializada. Nosotros nos estamos a los sistemas de seguridad de la industria petroquímica, de la industria nuclear, el tema medioambiental que estamos haciendo en el Guadiana, en Extremadura, porque queremos que nuestra gente se especialice. Estoy muy orgulloso de esta gente. Soy del Ejército del Aire, soy piloto, he estado volando mucho tiempo y cuando he llegado aquí he encontrado una dimensión muy importante de nuestras Fuerzas Armadas.

Y te quería decir que una de las virtudes importantes que tiene esta unidad es la capacidad de mando y control. Una de las cosas más importantes en una emergencia es que el que tenga que decidir sepa realmente qué está pasando y qué medios tiene. Nosotros, siempre que salimos, llevamos un vehículo de comunicaciones y de mando y control, porque somos capaces de crear un sistema de comunicaciones que llegue a todos para poder decir a quién esté al mando en ese momento qué está pasando y con qué medios cuenta. Pensad que esta Unidad tiene como mayor reto una emergencia nacional, no solo un incendio o una inundación en un territorio, en la que el teniente general sería el director operativo de la emergencia. El sistema de mando y control tiene que estar preparado para una emergencia en la que se cayeran todas las comunicaciones en España y nosotros somos capaces de crear redes de enlace y comunicaciones y ahí integramos a todo el mundo, militares y civiles.

Son vistos por otros servicios de emergencias como “la niña bonita” del Estado, en el sentido de que se dota a la UME de más recursos humanos y técnicos y de los más avanzados. ¿Se siente así la UME?

Nos sentimos privilegiados porque tenemos la oportunidad de trabajar en lo que nos gusta. Esta Unidad no recibe más que otras de las Fuerzas Armadas, que tienen un sistema de planeamiento de recursos y nosotros estamos en él. Es verdad que cuando se creó la UME en 2005 se hizo un esfuerzo para dotarla de medios. Ahora tenemos un plan que llamaos VitalUME para irlos renovando. Pero ni somos una Unidad que nos sobre dinero y si le preguntas a la gente de logística aquí te va a decir que le falta. Pero tenemos suficiente para trabajar. Y yo creo que los bomberos de fuera otro servicios cuando nos miran a nosotros tienen que ver no solamente la autobomba, sino las cinco o seis personas que se dedican enteramente a su mantenimiento y lo hacen con un profesionalidad que hace el que rendimiento del material también sea muy alto. Yo creo que no somos una Unidad privilegiada, tenemos una imagen, porque es verdad que estamos más cerca del público, pero las Fuerzas Armadas están haciendo infinidad de misiones todos los días sin que lo note el ciudadano, que lo que sí nota es seguridad. Cuando la gente coge un avión o navega a nuestras islas o a Ceuta y Melilla siente la seguridad de que se está moviendo bien, está el servicio público de las Fuerzas Armadas y de los Cuerpos y Fueras de Seguridad que le está haciendo llegar esa seguridad. Nos gustaría que la sociedad fuera consciente de eso, de que se le está dando una cosa que hoy en día es de las que menos se nota pero de las más preciadas, la seguridad.

Otras noticias relacionadas:

En el cuartel general de la UME, la Unidad que lleva esperanza al infierno en las emergencias

Las fotos de la jornada con la Unidad Militar de Emergencias en la base aérea de Torrejón de Ardoz