Asegura que defenderá los intereses de la región

Page pide más ritmo en las negociaciones de la financiación autonómica ante un "retraso permanente"

Emiliano García-Page ha vuelto a hablar de financiación económica en unos días en los que se han dado a conocer algunas posturas a nivel nacional sobre la quita de deuda en las regiones. Así, el presidente regional ha pedido compromiso a Rajoy, cuando también ha hablado de sequía, de la resolución tomada en el Congreso y de la renegociación de Planes Hidrológicos

Page, junto a Martínez Arroyo y José Manuel Caballero, para firmar un nuevo convenio sobre caminos rurales en Ciudad Real.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha asegurado que Castilla-La Mancha se suma al conjunto de comunidades autónomas que exigen acelerar la negociación para un nuevo modelo de financiación autonómica.

García-Page ha realizado esta petición durante el acto de firma de un convenio de colaboración con la Diputación de Ciudad Real para la mejora de caminos rurales en esta provincia.

No se justifica «el retraso permanente»

El presidente autonómico ha recordado que el nuevo modelo de financiación autonómica es un compromiso del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y de todos los partidos políticos, por lo que ha asegurado que no está justificado «el retraso permanentemente» en la puesta en marcha de este debate que, ha indicado, «por un motivo o por otro, no puede terminar derivando en un nuevo problema de gestión de los servicios públicos en las comunidades autónomas».

García-Page ha recordado que en la anterior legislatura el Gobierno de España «apretó mucho más a las autonomías que a sí mismo», aún cuando éstas soportan el peso de servicios básicos, como la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales.

Para el presidente de Castilla-La Mancha, es necesario abordar ya este debate, superando tensiones independentista y evitando que se pueda pensar que se están «cambiando sentimientos por perras».

Page pide un debate «racional»

El responsable del Ejecutivo castellanomanchego ha señalado que el debate sobre financiación autonómica debe ser «racional» y desde luego, ha insistido, que Castilla-La Mancha lo hará defendiendo sus intereses, sabiendo que es una autonomía que no quiere tener caprichos como por ejemplo «tener policía autonómica».

Declaraciones del presidente de CLM. Financiación

 

García-Page ha pedido también acabar con la «singularidad financiera» que existe para determinadas comunidades autónomas como Madrid, Ceuta y Melilla, Canarias, País Vasco o Navarra, porque, ha reflexionado, la financiación no puede ser abordada como si fuera «el cuponazo», porque, entonces, «si aquí cada uno tiene un cupo, fallará el cupo general».

En este sentido, ha precisado que la financiación «de la España que no hace ruido» dependerá del acuerdo que pueda existir entre todos, por lo que, ha reivindicado «el derecho a decidir» de Castilla-La Mancha.

Críticas del presidente regional a la gestión del Mapama de los decretos de sequía: se prioriza "según que cuenca", con más derechos para Murcia

En otro orden de cosas, el presidente regional ha hecho mención al debate entorno al agua que se debe plantear en España para abordar una solución definitiva a este problema, y ha apuntado que la postura del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente en esta materia es «insufrible», cuando cree que «sólo se puede priorizar la sequía, según qué cuenca».

Espera una solución consensuada

García-Page ha insistido en que espera que pueda haber una solución de consenso, pero, mientras tanto, ha advertido de que Castilla-La Mancha seguirá «defendiendo los derechos de la región en los tribunales», aún cuando reciba insultos de algunas organizaciones de Murcia.

Esta actitud del actual Gobierno regional, ha señalado, contrasta con lo que hizo el anterior Ejecutivo del PP, que, ha dicho, «traicionó» a la región «aplaudiendo los trasvases» de agua que se producían desde Castilla-La Mancha al Levante.

Se aprobará una iniciativa para renegociar los Planes Hidrológicos

El máximo responsable del ejecutivo regional ha anunciado que en 2018 Castilla-La Mancha aprobará una iniciativa legislativa que trasladará al Congreso de los Diputados para que en España «se vuelva a renegociar y replantear los Planes Hidrológicos de Cuenca».

Finalmente, ha insistido en que es partidario de que el Gobierno de España ponga en marcha todas las desaladoras instaladas en los últimos diez años y que han estado paradas, para que suministren agua al Levante, incluso, poniéndole a los regantes «el precio del metro cúbico de agua al mismo precio que el trasvase Tajo-Segura».