En la agenda, tres asuntos de vital importancia para Toledo

El 4 de abril, cara a cara en Madrid entre Milagros Tolón y el presidente de la CHT

Reunión en la que, como ha podido conocer encastillalamancha.es, también estará el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, además de dos concejales de la alcaldesa de Toledo

Si ayer publicábamos que la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, había solicitado por carta una reunión con el presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), Miguel Antolín, con el fin de tratar cara a cara tres asuntos de vital importancia para la capital regional en materia de agua, hoy encastillalamancha.es les confirma que ya hay fecha para el citado encuentro: el martes, 4 de abril, a las 12 de la mañana, en la sede de la CHT en Madrid.

Reunión en la que, tal y como ha podido conocer este periódico, también estará el delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, como representante de la administración del Estado. Y lo más probable es que a la alcaldesa de Toledo le acompañen tanto su portavoz en el Gobierno municipal, José Pablo Sabrido; como la concejala de Obras y Servicios Públicos Medioambientales, Noelia de la Cruz.

Los tres asuntos que planteará Milagros Tolón

En la entrevista, que será la primera que tengan ambos al margen de los mensajes mutuos que se han enviado a través de los medios de comunicación sobre todo a raíz del eterno problema del Tajo, Tolón planteará tres problemas de vital importancia para la ciudad:

Río Tajo sucio a su paso por la ciudad de Toledo

 

El primero, precisamente el del río Tajo, que es poco menos que una cloaca a su paso por la ciudad debido al agua procedente del Jarama, en Madrid, situación que se prolonga durante años y que culminó el sábado 15 de octubre de 2016, cuando ese día el río apareció lleno de una densa espuma blanca de varios centímetros de grosor que daba auténtico asco. Y que desde entonces no ha parado de reproducirse, aun con menos intensidad, semana sí y semana también. Recuerden que la CHT inició un expediente de sanción al Ayuntamiento de Toledo porque le consideraba culpable de esos vertidos y Tolón mostró su indignación sobre el particular al señalar que el río, y por lo tanto la mierda que venía de Madrid, iba hacia abajo y no hacia arriba.

El segundo, el recinto ferial de Safont, ya que el ayuntamiento lleva cinco meses esperando una contestación de la CHT para saber si pueden utilizar, o no, la totalidad del terreno donde se ha de construir el citado recinto o hay algún problema de carácter hídrido que provocara rehacer el proyecto. Simplemente les piden que se pronuncien.

Y el tercero, el Plan de Riberas que la propia CHT aprobó para la ciudad de Toledo y del que no se ha vuelto a conocer más detalles.

Pues el 4 de abril se producirá ese cara a cara…