Charlas preventivas de la OMIC de Toledo

Alertan de posibles fraudes a mayores en la contratación de líneas telefónicas

El colectivo de la tercera edad es uno de los más proclives a ser engañados por parte de las grandes empresas de telecomunicaciones. Ofertas camufladas, gastos encubiertos y otras promociones que esconden una letra pequeña con repercusiones importantes son algunos de los problemas de los que se intenta prevenir desde la Oficina Municipal de Información al Consumidor del Ayuntamiento toledano

Pensionista.

La Oficina Municipal de Información al Consumidor de Toledo ha presentado un ciclo de charlas formativas en los centros de mayores para prevenir los fraudes en líneas telefónicas, para avisar a los mayores ante posibles engaños en las contrataciones. El sector de la tercera edad es uno de los más vulnerables ante las nuevas tecnologías: en muchas ocasiones desconocen los nuevos productos y servicios que se ofertan.

Desde el Ayuntamiento de Toledo informan de estas charlas en las que han participado numerosos mayores, de forma activa, para hacer varias consultas sobre el uso del teléfono móvil, así como de las llamadas que reciben de ofertas de servicios, el roaming en viajes, suplantaciones, así como posibles cargos por contenidos premium en algunos servicios.

Las diferentes conferencias, que se han realizado en los clubes municipales del Polígono, San Antón y Bárbara, han conseguido reunir a cerca de 300 participantes, para conseguir que no sean víctimas de posibles fraudes dentro del campo de las telecomunicaciones. Las charlas también han ido enfocadas a las precauciones que se deben tomar para no facilitar datos personales que puedan ser utilizados para contrataciones que no se deseen.

Desde la OMIC se ha atendido a referencias sobre reclamaciones en situaciones conflictivas, mediante sesiones prácticas a la hora de utilizar las hojas oficiales de reclamación. La información es primordial para evitar estas situaciones, que suelen ser conflictivas en el ámbito del consumo. El objetivo, una vez más, es que los consumidores defiendan sus derechos, algo por lo que se siguen realizando campañas informativas.

Otros talleres de prevención a escolares

En este sentido, también se han impartido otros talleres sobre publicidad para niños en edad escolar, en los que han participado hasta 290 personas. Bajo el título ‘La publicidad es un cuento’ con estas actividades se intenta prevenir que los más pequeños no sean un «gancho» efectivo de la publicidad que tanto se reitera en estas fechas.

La OMIC ha atendido a un total de 37.770 consumidores en el período que va del 1 de julio de 2008 al 31 de octubre de 2017. En los meses de enero a octubre de 2017, la Oficina de Información al Consumidor de Toledo ha atendido a un total de 3.148 personas, entre consultas y reclamaciones, algo que demuestra que es un servicio muy demandado en la ciudad.