Memoria Económica 2016

La solidaridad de Cáritas Toledo llegó a más de 40.000 personas a lo largo de 2016

Hasta 40.083 personas se beneficiaron de solidaridad de Cáritas Toledo a través de las 15.687 atenciones que realizó en 2016. El programa de acogida y asistencia, y el de atención a personas con VIH son los que más presupuesto recibieron

Portada de la Memoria 2016 de Cáritas Toledo.

Así lo recoge la Memoria Económica de Cáritas Diocesana de Toledo. La Archidiócesis de Toledo ha invertido cuatro millones de euros en los programas de acompañamiento, ayuda y atención de los usuarios de Cáritas.

Los programas con mayor inversión fueron: por un lado, el de acogida y asistencia con 1,38 millones de euros; y el de ayuda a enfermos de VIH (sida) con 754.666 euros.

En total, 15.687 personas recibieron las atenciones de Cáritas para alcanzar un número total de 40.082 beneficiarios. Estas cifras son parecidas a las de 2015, ya que según indican «en 2016 la recuperación económica todavía no se notó significativamente».

El director de Cáritas Diocesana de Toledo, Antonio Espíldora, ha manifestado que «la persona es el centro de la acción de Cáritas». Por este motivo, ha destacado que el «servicio se concreta en acompañar en sus necesidades a las personas más frágiles, como recoge el modelo de acción social de Cáritas».

Además, ha indicado que «la falta de empleo, y de un empleo digno, es una de las pobrezas de la actualidad por lo que desde Cáritas Diocesana de Toledo se está trabajando en una de las líneas estratégicas prioritarias, como es la formación y el empleo».

En la actualidad Cáritas Diocesana de Toledo, formada por 140 Cáritas Parroquiales, está desarrollando 44 programas y sus líneas estratégicas de actuación son: empleo y orientación laboral, economía social, vivienda digna, infancia y familia y voluntariado.

Espíldora ha dado las gracias a todas las empresas, instituciones, administraciones, socios, donantes y voluntarios que “hacen posible que podamos seguir ayudando a tantas personas en la Archidiócesis de Toledo, personas que llegan a nosotros en busca de esperanza y de acompañamiento”.

Los proyectos de Cáritas

Entre las acciones desarrolladas en el año 2016 está la puesta en marcha del Taller de Empleo Auxiliar de Cocina y Catering “Santa Casilda”, el de Polimantenedor de Edificios y la consolidación del Huerto Ecológico en lo referente a acciones por el empleo.

En el ámbito del acceso a la vivienda, continúa ampliándose el Programa de Vivienda “Sagrada Familia” con la donación de dos edificios por parte de Asayma (Asociación de Ayuda al Marginado) y la ampliación del Proyecto de Vivienda Betania en colaboración con la Junta de Comunidades.

Asimismo Cáritas Diocesana de Toledo, gracias a Proyecto Mater ha atendido a más de 150 mujeres y naciendo 50 bebés.

Además de los proyectos anteriormente nombrados, el presupuesto de Cáritas Toledo se ha distribuido de la siguiente manera: al programa de personas sin hogar, 532.952 euros. Para el Área de Empleo se dedicaron 305.554 euros; para el área de Economía Social, 266.818 euros; y para la Vivienda 261.333 euros. Por otra parte, Cáritas Diocesana de Toledo destinó un importante porcentaje de los recursos a cooperación internacional, 126.000 euros, centrándose en las Emergencias y en el Programa de Ayuda a Cristianos Perseguidos en Siria.

Financiación: casi 50-50 entre público y privado

Del total de ingresos, el 52,01 por 100 procedía de la financiación pública y el 47,99 por 100 de la financiación privada. En los gastos, para la gestión de proyectos se destinaron 2,5 millones de euros y para las ayudas directas 1 millón de euros.

En relación al número de voluntarios, un total de 2.050 en toda la Archidiócesis, a lo largo de 2016 Cáritas Diocesana de Toledo ha desarrollado un censo de voluntarios en todas las parroquias y centros de Cáritas, actualizando su base de datos.

El director de Cáritas Diocesana de Toledo recuerda que “necesitamos socios y donantes para poder seguir desarrollando proyectos que se adapten a los nuevos problemas de la sociedad, centrados en el empleo, en la maternidad y en las personas sin hogar”. En este sentido señaló que desde el 1 de enero de 2015 se incrementó la deducción fiscal de los donativos (art. 19 de la Ley 49/2002 de Mecenazgo) a las entidades sin ánimo de lucro. De esta manera, los primeros 150€ donados (en el conjunto de sus donativos realizados como contribuyente en el año fiscal) desgravarán un 50 por 100 en 2015 y un 75 por 100 en 2016. El resto de su desgravación será del 27,5 por 100 al 35 por 100, según diversas circunstancias.