Plan de Igualdad de la Ciudad de Toledo

Toledo pondrá cláusulas de igualdad en subvenciones, escuelas de empoderamiento, señalizaciones femeninas...

El documento presentado por el Ayuntamiento de Toledo presenta 117 medidas que se articulan en cuatro ejes y que siguen una serie de principios fundamentales. La sensibilización, intervención social, conseguir un mayor empoderamiento femenino y una cultura de género son algunos de los pilares de este Plan

Presentación del II Plan de Igualdad en el Ayuntamiento de Toledo.

El Ayuntamiento de Toledo ha presentado su II Plan de Igualdad, un conjunto de cuatro ejes y hasta 117 medidas comprendidas entorno a seis principios fundamentales que buscará garantizar la paridad, el empoderamiento y el impacto positivo en la igualdad de género durante los próximos años, tanto dentro de las políticas municipales como en actividades, resoluciones, comunicaciones y otros ámbitos de influencia directa del Consistorio toledano.

Entorno a esta serie de medidas que se compromete a realizar el Gobierno municipal actual, y emplazan a que se siga realizando, al menos hasta 2021 -dado que se puede prorrogar, tal y como ya pasó con el anterior Plan de Igualdad, que a pesar de estar programado hasta 2014 se ha prorrogado cuatro años más- y que busca la no discriminación por razón de sexo, algo que debe ser apuesta «cada vez más firme y ajustada a las condiciones sociales de nuestro tiempo», tal y como ha asegurado la alcaldesa toledana, Milagros Tolón.

En el Plan ha participado, como no podía ser de otra manera, la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento, dirigida por la edil Inés Sandoval, que ha trabajado junto a Elena Rodríguez y Paula Baeza, encargadas de la coordinación técnica, y Likadi como empresa encargada de la asistencia técnica. Estos planteamientos ya fueron aprobados mediante Acuerdo de la Junta de Gobierno local el pasado 15 de noviembre de 2017, y ahora ha sido presentado.

IMG_20180228_193103_HDR
Plan de Igualdad de Toledo.

Enfoque de género, empoderamiento, «no neutralidad»…

Entre los principios que rigen este planteamiento del Ayuntamiento toledano para actuar y mejorar las perspectivas sociales en materia de igualdad, se encuentran las bases sobre las que se asienta el Plan de acción estratégica, y que deben orientar las actuaciones que se contemplen en cada uno de sus ejes.

En primer lugar, se habla de un «enfoque de género», el principio básico que guiará la estrategia de intervención del Consistorio toledano, y que se plantea como un «marco de interpretación de la realidad social». Así, con las medidas estipuladas se busca que las decisiones que se tomen en el ámbito municipal tengan «un impacto positivo en la igualdad de género», tal y como se explica en el documento.

De esta manera, una serie de acciones positivas irán destinadas «específicamente» a las mujeres, y además podrían ir acompañadas junto a «acciones transversales que incidan de modo más directo en una dimensión estructural».

Las decisiones y actuaciones del Ayuntamiento tienen un "impacto en las desigualdades", y se intentará cambiar la realidad, según el Plan

Por otra parte, se fundamenta este II Plan de Igualdad en un principio de «no neutralidad» por el cual el Ayuntamiento de Toledo considera que los resultados de decisiones y actuaciones públicas tienen «un impacto en las desigualdades entre mujeres y hombres», que pueden reproducirse o aumentarse, por lo que se busca cambiar la realidad «para eliminar las discriminaciones». Además, se incide en que el trato neutro «incide negativamente en las mujeres».

En estos términos, desde la Concejalía de Igualdad sostienen que hay que tomar una actitud proactiva en la gestión de políticas públicas de igualdad, para poner fin a desigualdades, pero también para identificar el impacto de género dentro de las decisiones municipales y reformular políticas para garantizar una serie de beneficios en condiciones de equidad.

Liderazgo en aumento para más toma de decisiones

Es en el punto fundamental que habla sobre la participación y liderazgo de las mujeres donde se hace mención al «empoderamiento» femenino y a su «concepción feminista», algo que se considera según estos planteamientos como «imprescindible para el avance de la democracia». Así, esta participación y liderazgo de mujeres se presenta como una condición «indispensable» también para la igualdad «real y efectiva», se indica en el Plan.

Así, se buscará de manera incisiva que el grado de participación de mujeres aumente en las diferentes esferas de la toma de decisiones, y así se lleven a cabo determinadas políticas para modificar su presencia y posición en diferentes ámbitos sociales, además de que se tenga en cuenta el reconocimiento de las mujeres como «referentes sociales».

En cuanto a la corresponsabilidad y cooperación, punto en el que se vuelve a incidir en que el Ayuntamiento es responsable de conseguir (o no) la igualdad real entre mujeres y hombres, buscará una mayor incidencia de la mujer en los ámbitos competenciales de diferentes áreas y en sus procedimientos. Por lo tanto, desde este principio se regirá el desarrollo de políticas municipales requiere de participación colaborativa de diferentes agentes implicados, responsabilidad compartida y participación activa.

También la garantía presupuestaria, para «aprobar únicamente lo que se pueda financiar», como la garantía de transparencia y participación para un aumento del compromiso social, mayor colaboración en la creación de normativas y políticas públicas que estén dirigidas a la igualdad, se incluyen como base de este Plan de Igualdad que ahora ha sido presentado y que estará vigente durante los próximos años.

Cuatro ejes con 117 medidas de diferente índole

Las 117 actuaciones que se marca el Ayuntamiento de Toledo, entorno a este Plan, se enmarcan en cuatro ejes que articulan todas y cada una de las medidas, en diferentes temáticas.

En el primer Eje, que busca instaurar una cultura institucional de género y que contempla 18 medidas, se contempla la transversalidad de género como una estrategia adecuada para avanzar en la igualdad y que esté presente tanto en las políticas públicas como en todos los niveles de administración. Asimismo, la propia Ines Sandoval ha explicado que tiene que ver también con la cultura organizacional, los recursos y los procedimientos de trabajo.

Una Comisión Técnica de Igualdad, lenguaje no sexista o inclusión de cláusulas de igualdad en bases para subvenciones y otras convocatorias, para conseguir esa "cultura" de igualdad

Entre estas medidas se encuentran, por ejemplo, designar una persona «de referencia» en materia de igualdad, para que trabaje en las diferentes áreas municipales, para lo que se responsabiliza a todas esas áreas. También se pretende crear una Comisión Técnica de Igualdad para la coordinación de las diferentes áreas y garantizar la transversalidad de género.

De esta manera, se plantean acciones formativas para el personal técnico municipal que vaya a elaborar informes de impacto de género. La comunicación y documentación municipal, se plantea, dejará de tener un lenguaje sexista, y se revisarán muestras de documentación para comprobar que sea así e introducir los cambios oportunos.

Otras medidas de importancia son tanto la inclusión de cláusulas de igualdad en bases para subvenciones, convocatorias y convenios, como la revisión de la composición de los órganos de decisión para que exista paridad.

Incentivos a empresas, asesoramiento, feminismo en el Consejo Escolar…

El Ayuntamiento toledano, mediante este Plan, también intentará conseguir un acceso a los recursos equitativos, dentro de cada política sectorial. En palabras de Inés Sandoval, estas medidas se erigen para disminuir las brechas de género en los diferentes ámbitos de competencia municipal, en cada área.

En el segundo eje, que contempla 51 medidas y es el más grueso del Plan, por ejemplo, se realizarán -según el planteamiento aprobado- una serie de actuaciones dirigidas «a la diversificación profesional» del colectivo femenino. En otros aspectos, se estableceran incentivos a empresas «comprometidas», e incluso se plantean ofrecer asesoramiento a empresas -sin especificar cómo- para la realización de planes de igualdad.

Para aumentar el apoyo a iniciativas femeninas, se revisarán los materiales que se utilizan en el asesoramiento de iniciativas y emprendimiento, de aquellos actores que dependan del Ayuntamiento de Toledo. Además, en el aspecto escolar -por ejemplo- se buscará incorporar la perspectiva de género en el Consejo Escolar de la ciudad, donde hay representación de colegios públicos, pero también privados e incluso religiosos, algo que puede traer mucho debate en el seno de este Consejo.

El acceso a recursos equitativos y la disminución de brecha de género también tendrá en cuenta la cultura y los deportes

También, en el ámbito cultural, una medida va dirigida a aumentar la visibilización de mujeres creadoras en actividades y actos, así como también se busca una mayor visibilidad de los éxitos deportivos femeninos.

Una medida llamativa y que ya ha traído consigo polémicas en otras ciudades, tiene que ver con la señalización, dado que se busca -como objetivo específico- aumentar la visibilidad de las mujeres en las señales y carteles de la ciudad, para lo que se hará un análisis primero de la presencia de las mujeres en la ciudad y, aparte, se introducirán en semáforos, señales de tráfico o turísticas otros logos o vectores que tengan en cuenta siluetas femeninas.

Cambio de estereotipos y empoderamiento femenino y diversidad sexual

Un tercer Eje del plan se plantea como más trasversal y busca, de manera más global, favorecer la implantación de unos valores igualitarios, mientras se potencia el cambio de roles y estereotipos mediante el «empoderamiento de las mujeres» y la corresponsabilidad, tanto en sociedad, como en los cuidados. Por lo tanto, como se define en los planteamientos del Ayuntamiento, este conjunto de 22 medidas aborda el empoderamiento y el cambio de valores, dentro y fuera de casa.

Entre las medidas de este Eje, que tiene en cuenta la sociedad física como virtual -en redes sociales-, el Consistorio toledano se compromete a diseñar e implementar antes de 2021 una «Escuela para la igualdad y el empoderamiento de las mujeres», una iniciativa que se ha llevado a cabo, sobre todo, en ciudades y municipios de Euskadi, pero también en otras ciudades como Cartagena o Ceuta.

Visibilización de toledanas y colectivos LGTBI y acción en redes sociales e internet

En cuanto a la visibilización, no solo tratará de compartir historias y biografías, así como perfiles de mujeres «ilustres» que hayan vivido en la ciudad; también se buscará una mayor visibilidad -y este es el único Eje en el que se contemplan unas medidas de este tipo- de los colectivos LGTBI locales, para hacer de Toledo «una ciudad comprometida con la igualdad de las mujeres y con los derechos» de estas asociaciones.

Este plan también tiene en cuenta la realidad digital en la que se desenvuelve nuestro día a día, por lo que es curioso que se plantean actividades para elaborar contenidos en internet (por ejemplo, en Wikipedia), lanzar otras campañas en redes sociales y avanzar a unos usos «alternativos» de las redes para modificar «el uso diferenciado por sexos», así como promocionar aquellos cambios que se produzcan «en los roles de género», mediante cortos, blogs, radio…

En este sentido, también se tendrá en cuenta aquello que se conoce como «nuevas masculinidades» y otros tipos de feminidad, desde campañas de sensibilización en redes sociales.

Objetivo: Toledo, ciudad libre de violencias machistas

«La violencia contra las mujeres es una de las manifestaciones más graves de las desigualdades de género», reza el documento presentado por el Ayuntamiento. Este es el mantra que se repite una y otra vez, haya o no una agresión machista de por medio, o un feminicidio. Por ello, Toledo se quiere declarar como «ciudad libre de violencias machistas» y para ello han planteado 26 medidas para conseguirlo.

Con el fin de «combatir todas las violencias que sufren las mujeres por el mero hecho de serlo», algunas de las medidas también en este aspecto tienen que ver con la sensibilización, recogida de datos más amplios sobre violencia machista, e incluso un protocolo local de actuación frente a la violencia machista, para detectar qué mejoras se pueden llevar a cabo en la coordinación e intervención que existe actualmente.

Más sensibilización, asesoramiento a víctimas de los diferentes tipos de violencia machista, seguimiento y descriminalización de la prostitución

Actividades y colaboración con centros sanitarios también se contemplan, al igual que garantizar la gestión pública de los servicios municipales de asesoramiento jurídico, psicológico social y laboral para las mujeres, dentro del Centro de la Mujer, además de otros recursos como la casa de acogida que es pública a día de hoy. Del mismo modo se plantean actuaciones de prevención y atención a las agresiones sexuales en fiestas y eventos.

El Ayuntamiento de Toledo se plantea elaborar un mapa «con los diferentes tipos de violencias machistas presentes en la ciudad», para hacer un seguimiento y analizar su evolución, tal y como se explica en el Plan. En este Eje, también se plantean una serie de medidas para favorecer la inserción laboral de mujeres con discriminación (por el hecho de ser transexuales, de estar en situación de prostitución, por tener diversidad funcional…)

En cuanto a la prostitución, el Ayuntamiento busca que las trabajadoras sexuales puedan estar exentas «de cualquier tipo de sanción o criminalización por ello», y también que puedan tener acceso a recursos públicos y a las oportunidades que existan, Además se busca dar a conocer casos de explotación sexual y el número de mujeres atendidas, por ejemplo.

Las mujeres, «amplia mayoría» en la Corporación Municipal

El II Plan de Igualdad entre hombres y mujeres de la ciudad de Toledo que se pondrá en funcionamiento desde la Concejalía de Igualdad, en definitiva, supone esta serie de medidas entre las que prima la sensibilización, la intervención social y un mayor «empoderamiento» femenino, así como el fomento de una cultura de género que esté presente en los diferentes estratos sociales.

Desde el Ayuntamiento han agradecido al Consejo Local de la Mujer, que ha sido el órgano asesor del planteamiento, y que ha contado de otras proposiciones en las que han participado diferentes colectivos, organizaciones y ciudadanos, durante varios meses. La alcaldesa toledana, Milagros Tolón, ha explicado también que en Toledo las mujeres «han ganado visibilidad, han asumido mayores responsabilidades y competencias», en un Consistorio y Corporación Municipal en el que son «amplia mayoría».

La directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, que estuvo en la presentación, ha subrayado el valor que tiene este Plan para la ciudad, un planteamiento “con enfoque feminista y actuaciones de empoderamiento» que, en sus palabras, «prioriza la igualdad y los espacios públicos y privados para las mujeres”.

Martínez también cree que es un buen momento para “tejer alianzas” con los hombres feministas y así seguir la «revolución que está dejando de ser silenciosa» y, de una vez, «acabar con el machismo, la brecha salarial o la falta de visibilidad que produce este sistema patriarcal”. Por ello, ha pedido a todas las mujeres “unión para acabar con el patriarcado que nos oprime ya que es imprescindible que entre las mujeres hagamos realidad el concepto de sororidad”.