Uno de los pocos vestigios de la muralla sur

"El Cubillo", una torre mozárabe de Toledo, entra en la Lista Roja de "Hispania Nostra"

La organización denuncia que el torreón, del siglo XII y situado bajo el Convento de San Gil, sede de las Cortes regionales, "se cae poco a poco, desapareciendo una parte de la escasa muralla de esa zona de Toledo"

La torre mudéjar "El Cublllo", de Toledo, se cae pocoo a poco, entrando en la Lista Roja de Hispania Nostra Foto - Hispania Nostra

La torre mozárabe de Alfarach en Toledo, del siglo XII, conocida coloquialmente como «El Cubillo», ha entrado en la Lista Roja del Patrimonio que elabora Hispania Nostra, a fin de alertar sobre su abandono, denuncian, ya que «va cayéndose poco a poco, desapareciendo una parte de la ya de por sí escasa muralla sur» (uno de los límites de la judería toledana).

Según Hispania Nostra, dicha torre «tan solo es un resto de la torre albarrana circular, con un pozo en su interior, pero el torreón mozárabe de Alfarach, propiedad del Estado, se enfrenta al riesgo de desaparacer si no se actúa con diligencia».

La torre, conocida coloquialmente como «El Cubillo», situada en la curva del río Tajo que lleva al Puente de San Martín, bajo el Convento de San Gil (sede de las Cortes regionales), sobre los Molinos de Daicán y la Reina, defendía esa zona de la muralla de la ciudad, que era uno de los límites del barrio de la Judería toledana.

Más sobre la torre

Siempre según Hispania Nostra: «No se sabe de cuándo es la construcción. Según Julio Porres Martín-Cleto, su nombre es de origen mozárabe y aparece citada como Benalfarax, Alfarach o Alfaraje, unas veces como puerta, otras como barrio, en documentos mozárabes desde 1187 y podría significar ‘lugar alto o mirador’ si procediera del término Al-farây. También aparece citada como puerta y no como torre, con el nombre de Puerta de la Consolación (Bab-Alfarach) ya que otra traducción del término concuerda con palabras como consolación o recreo. Lo cierto es que se sitúa en un tramo de muralla históricamente asociado al barrio judío, que comenzaba en las inmediaciones del Puente de San Martín, discurría por Roca Tarpeya y llegaba hasta la zona cercana a las Carreras de San Sebastián. En este tramo de muralla se situaba la puerta denominada de Alportiel o Portiello, cuyo exacto emplazamiento no está aún claro».