Del 21 al 23 de agosto

El Festival de La Celestina, en La Puebla de Montalbán, será corto pero intenso

Cita cultural que no contará con sus tradicionales cuevas, mercado medieval ni la obra central que se realiza en la Plaza Mayor, recorre diferentes calles de la localidad y termina en la Torre de San Miguel. Todo ello, porque en estos espacios no se pueden garantizar las medidas de seguridad adecuadas para evitar la propagación del coronavirus

La edición del Festival de La Celestina, en La Puebla de Montalbán, será en una intensa edición de bolsillo.

El “Festival Celestina. La España de Rojas”, designada Fiesta de Interés Turístico Regional y que se celebra en La Puebla de Montalbán (Toledo), se realizará, este año, con grandes medidas de seguridad para evitar la propagación de la covid-19.

Aforos limitados, control de temperatura…

Para ello, se desarrollará en un solo fin de semana, del 21 al 23 de agosto, con aforos limitados, uso obligatorio de la mascarilla, control de temperatura, distancia de seguridad y la instalación de puntos de gel desinfectante a las entradas de los espacios teatrales.

Una intensa edición del Festival de La Celestina en 2020

 

Todas estas medidas se han tomado siguiendo la línea de otros festivales como referencia como son el de Mérida o el de Almagro y llevando las actividades a espacios que están al aire libre.

Además, en esta ocasión y dadas las circunstancias, esta cita cultural no contará con sus tradicionales cuevas, mercado medieval ni la obra central que se realiza en la Plaza Mayor, recorre diferentes calles de la localidad y termina en la Torre de San Miguel. Todo ello, porque en estos espacios no se pueden garantizar las medidas de seguridad adecuadas para evitar la propagación del coronavirus.

Desinfección de los zapatos a la entrada

Asimismo, desde la organización del Festival, se han implementado diversos protocolos durante los ensayos con los actores locales. Entre estas medidas se encuentra la desinfección de los zapatos a la entrada, a través de alfombras desinfectantes, así como la toma de temperatura a cada uno de los participantes.

Además, los utensilios que se emplean en las obras son individualizados, es decir sólo son usados por una misma persona y, previamente, se desinfectan para una mayor seguridad.

También, todos estos actores y actrices están obligados al uso de la mascarilla mientras realizan dichos ensayos. En esta línea, en el espacio escénico se han instalado marcas blancas que delimitan el escenario, con el objetivo de que en todo momento exista una distancia de dos metros entre ellos.

Preservar la salud de los habitantes de La Puebla de Montalbán

Medidas que buscan garantizar al máximo la seguridad del elenco artístico, puesto que es uno de los pilares fundamentales de este Festival. En este aspecto, también, se tomarán medidas de seguridad para que el público que disfrute de esta 22 edición lo haga con la mayor tranquilidad posible.

No obstante, estas medidas adoptadas para la celebración de este Festival se endurecerían si la situación de la pandemia empeora o, incluso, se reuniría de urgencia la organización de este Festival para adoptar las decisiones oportunas al respecto. Todo ello, en aras de preservar la salud de los habitantes de La Puebla de Montalbán, así como la de los visitantes que quieran disfrutar de estas sesiones de teatro clásico.

Desde el Festival se ha tomado la decisión de realizar esta edición breve, pero intensa, con el fin de mantener viva la llama de esta cita cultural, que se iniciaba en 1999. Sin embargo, ya se ha comenzado a trabajar en importantes novedades para el próximo año, siempre que la pandemia se haya podido controlar a través de la aparición de una vacuna.

Unas importantes novedades que buscan aupar a este “Festival Celestina. España de Rojas” hacia cotas aún mayores, con el fin de que ocupe el lugar que se merece en el panorama de citas teatrales durante la época veraniega.

No habrá teatro en las cuevas de La Puebla de Montalbán

Asimismo, dadas las circunstancias de la pandemia del coronavirus, esta edición será completamente diferente a las 21 anteriores. Todo ello, porque por motivos de seguridad sanitarias no podremos contar con las tradicionales cuevas, es decir las representaciones teatrales bajo el suelo del municipio de La Puebla de Montalbán.

En este sentido, tampoco se desarrollará el ya tradicional mercadillo medieval ni la obra central de La Celestina en la Plaza. Medidas que buscan evitar por todos los medios que se produzcan aglomeraciones que faciliten la propagación de la covid-19.

De este modo, se busca preservar la salud de los habitantes de La Puebla de Montalbán, así como de los visitantes que acudan a esta edición de bolsillo del Festival Celestina. La España de Rojas.

Con ello, todas las funciones teatrales de este año se desarrollarán al aire libre y en recintos en donde se pueden limitar los aforos. Unos requisitos fundamentales para la celebración de este Festival, tal y como se resalta desde la propia organización.

El cartel, obra del artista local Teo Puebla

En esta edición, el cartel se centra en una de las obras del artista local, Teo Puebla. Precisamente, el propio Puebla fue galardonado con el Premio Celestina, durante la pasada edición de este certamen teatral. Además, es el autor de la exposición que se creó con motivo del V Centenario de la publicación de la primera edición de La Celestina. Una exposición que se encuentra expuesta de forma permanente en el Museo de La Celestina, situado en la misma localidad toledana de La Puebla de Montalbán.

El “Festival Celestina. España de Rojas” es un evento que organiza el Ayuntamiento de la Puebla de Montalbán desde 1999 y que cuenta con el apoyo de la Diputación de Toledo, de la Junta de Castilla-La Mancha y de diferente patrocinadores privados locales y regionales.