Lista Roja del Patrimonio

Sepa cuáles son los 25 lugares amenazados de conservación en la provincia de Toledo

La coracha de Docecantos, en Toledo; San Pedro de la Mata, en Sonseca; el castillete de la mina "La Económica", en el complejo del Guajaraz, en Mazarambroz…

Baños de San Sebastián de Yuso, en Toledo.

Son los 25 lugares amenazados de conservación en la provincia de Toledo y han sido dados a conocer hoy por Jesús Carrobles, director de la Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo. 25 referentes monumentales y medioambientales cuyo estado de conservación deja bastante que desear. Y que son, por este orden, los siguientes:

Los 25 lugares amenazados o la Lista Roja del Patrimonio

El río Tajo.

El yacimiento arqueológico de Vega Baja y Circo Romano, en Toledo.

El convento de Santa Clara la Real, en Toledo.

El convento de Santa Úrsula, en Toledo.

Los baños de San Sebastián de Yuso, en Toledo.

El Salón Rico del Corral de don Diego, en Toledo.

La coracha de Docecantos, en Toledo.

San Pedro de la Mata, en Sonseca.

El castillete de la mina «La Económica», en el complejo del Guajaraz, en Mazarambroz.

Los molinos de Santa Catalina, en El Puente del Arzobispo.

Las Aceñas del Conde, en El Torrico.

Los Caleros de Montesclaros.

Las minas de oro de Sierra Jaeña, en La Nava de Ricomalillo y Buenasbodas.

El pozo de nieve o nevero de El Piélago, en El Real de San Vicente.

Los molinos de Riofrío, en Sevilleja de la Jara.

La central eléctrica del Puente Viejo, en Talavera.

El molino y las máquinas de Monteagudo, en Oropesa.

El castillo de Barcience.

El castillo de Dos Hermanas, en Navahermosa.

El castillo de Montalbán.

El castillo de Caudilla.

La atalaya del cerro del Matojo, en El Casar de Talavera.

La plaza de Fuensalida.

La chimenea industrial, en Yuncler.

Y la Casa de Postas, en Oropesa.

En la elaboración de este ránking han participado académicos de diferentes localidades de la provincia, historiadores y técnicos culturales, vecinos y empleados municipales.

Como han podido leer, no solo hay referentes medioambientales imprescindibles en el paisaje provincial, como el río Tajo, prácticamente agónico, sino monumentos que representan a la arquitectura industrial o construcciones vernáculas.