Balonmano

30-31. El Guadalajara asalta El Sargal con un gol de Arthur sobre la bocina

Todo hacía indicar que el choque no se le iba a escapar a los de casa, pero los morados tiraron de pundonor y no se rindieron, remontando el choque después de un pasivo señalado a Cuenca a falta de 20 segundos y un último gol de Arthur

Imagen de archivo del Quabit Guadalajara.

El Quabit Guadalajara logró un importante triunfo en casa del Incarlopsa Cuenca en lo que era uno de los partidos de la jornada, al ser un derbi castellano-manchego con necesidades de puntos para ambos equipos que se decantó a favor del equipo visitante con un gol sobre la bocina de Arthur (30-31).

Salieron mucho mejor los de Mariano Ortega, que llegaron a ponerse cinco arriba con el 3-8 del minuto 13 tras un tanto de Arhur, momento en el que Lidio Jiménez pidió tiempo muerto e hizo renacer a los suyos tras un inicio para olvidar.

Le funcionó, ya que con un parcial de 5-0 ponían las tablas en el minuto 20 con el 8-8 gracias a las paradas de Samuel Ibáñez y a los ataques de un Cuenca que, encabezado por Bulzamini desde la zona exterior y de Doldán desde los seis metros había cambiado su cara.

Pese a esa reacción, los visitantes no perdían la cara al partido y llegaron con la ventaja de uno al descanso con el 14-15, la segunda y joven oleada alcarreña en los brazos de Tito Díaz y El Korchi había surtido efecto.

Tras el paso por los vestuarios, la dinámica continuó de una manera similar,con las primeras ventajas para los de Mariano Ortega con un Pablo Paredes que se echó sobre sus espaldas a su equipo con sus buenos lanzamientos exteriores.

Cuenca buscaba con Thiago y Pizarro su oportunidad ante una defensa que había mejorado, consiguiendo su primera ventaja del choque en el minuto 48 con el 24-23 con un tanto de Ángel Pérez.

Ventaja que se vio incrementada a seis minutos del final con el 29-26 tras dos goles seguidos de Cuenca, el primero de Thiago y el segundo de Pizarro tras robar un balón en el centro del 40×20.

Todo hacía indicar que el choque no se le iba a escapar a los de casa, pero los morados tiraron de pundonor y no se rindieron, remontando el choque después de un pasivo señalado a Cuenca a falta de 20 segundos y un último gol de Arthur desde nueve metros para hacer el definitivo 30-31 que deja a Cuenca con 11 puntos y a Guadalajara con 7 en lo que fue un intenso derbi regional.