Mundial de Doha

Irene Sánchez-Escribano se quedó a siete segundos de la final en los 3.000 obstáculos

No lo tenía fácil: pasaba a la final bajando de 9:30 si no entraba por detrás del décimo puesto, pero no alcanzó ese registro, marcando un tiempo de 9:37.34

Irene Sánchez-Escribano no pudo acceder a la final del Mundial (foto de archivo) Foto - Rebeca Arango

La toledana Irene Sánchez-Escribano, presente por segunda vez en unos Mundiales de atletismo, se quedó a siete segundos de acceder a su primera final de 3.000 metros obstáculos con una marca de 9:37.34.

La cuádruple campeona de España aspiraba a meterse en la última carrera, aunque la empresa no era fácil: oólo pasaban las tres primeras de cada serie, más 6 en la repesca por tiempos, y ella partía con la quinta marca de 14 en la tercera carrera (9:27.53).

Salir en la tercera y última serie le permitía conocer que, aparte de las tres plazas automáticas, pasaba a la final bajando de 9:30, si no estaba por detrás del décimo puesto, pero no alcanzó ese registro.

Resistió con las de cabeza hasta el último 500 y en ese punto quedó cortada del cuarteto delantero. Acabó sexta con 9:37.34. La marca de acceso a la final fue de 9:30.01.

Siempre fue en el grupo de cabeza pero lo tenía muy difícil para entrar por tiempos. Su marca fue la sexta mejor de siempre, mejorando la de Londres 2017.