A "vida o muerte"

Falcón: "¿Presión por el llenazo? ¡Motivación, pero si quería jugar yo!"

El entrenador del Toledo, que tiene la única duda de Tomás, intenta aportar "naturalidad" a sus jugadores; cree que el Fabril intentará "ser campeón y ayudar a los equipos gallegos de abajo, el Coruxo y el Racing de Ferrol"

Falcón quería "jugar" por el llenazo en el Salto del Caballo Foto - Rebeca Arango

El entrenador del Toledo, Miguel Falcón, en las horas previas a la decisiva jornada de liga (domingo, 18 horas, Salto del Caballo: Toledo-Deportivo Fabril) ha reconocido que «hay nervios«, pero ha añadido que «las sensaciones son muy buenas«. La única duda que tiene para el partido es Tomás: «Va un poco justo, a ver si llega a tiempo», ha dicho el míster del equipo verde.

El Toledo, ser o no ser

Sobre la última jornada, decisiva, ha dicho que va a haber «emoción, el partido se va a hacer muy largo, en los otros partidos van a ocurrir cosas».

«Hay que dar naturalidad, pero es un partido en el que te juegas la vida; no sabemos si vamos avisando a los jugadores, no se ha hablado nada, el otro día sí que estuve yo pendiente», ha añadido.

¿Qué prefiere él, avisar o no a los jugadores de cómo va la jornada? Ha respondido que depende de cómo va el partido. «En función de cómo te te va tu partido, puedes ir avisando o no«, ha afirmado.

Del rival, el Deportivo Fabril, se espera: «Que salgan a por todas, no tengo ninguna duda, van a querer ser campeones aunque luego no puedan ascender, además tienen al Coruxo y al Ferrol abajo, lógicamente querrán echar una mano a los equipos gallegos, pero lo prefiero».

Sobre la polémica surgida en torno al play-off de ascenso del Deportivo Fabril, ha dicho: «Sabiendo que es muy complicado que el equipo pueda ascender (está el tema de los descensos administrativos pero es muy complicado), yo me pongo en el lugar del futbolista y seguro que a los chavales les agradará jugar el play off porque es muy bonito de jugar».

Por último, cree que el llenazo del Salto del Caballo significará «motivación» para sus futbolistas, no presión. «Hasta quería jugar yo, porque si algo le gusta al futbolista es jugar con el campo lleno», ha concluido.